Planta de cannabis - ABC

Seis de cada diez jóvenes defienden la venta libre de cannabis, pero controlada

Reconocen sus riesgos, pero aún así abogan por que se permita el consumo y el cultivo de esta sustancia

MadridActualizado:

Casi el 60 por ciento de los jóvenes entre 16 y 34 años consideran al cannabis una sustancia bastante o muy peligrosa. Sin embargo, y a pesar de esta percepción del riesgo, la mayoría mantiene una postura permisiva respecto a su consumo y venta entre los adultos.

Así se desprende del estudio «Tendencias de cambio en la representación del cannabis. La perspectiva de adolescentes y jóvenes españoles», presentado este miércoles por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, un centro privado creado por la FAD.

Mientras el 45,5 por ciento se muestra a favor de permitir el consumo privado de esta sustancia a los adultos, otro 14,5 por ciento cree que debería permitirse su consumo, incluso público, sin ninguna limitación. Si se suman ambos porcentajes, casi el 60 por ciento de los jóvenes se muestra cercano a la permisividad del consumo en adultos.

La misma tendencia se repite en cuanto a la venta, ya que el 53,6 por ciento de los jóvenes apuesta por una dispensación controlada a adultos en farmacias o en espacios autorizados y otro 8,6% cree que debería permitirse su venta sin ninguna limitación. Sólo el 26 por ciento de los jóvenes españoles considera que debería prohibirse y sancionarse su consumo incluso privado.

Los jóvenes también se muestran a favor de algunas iniciativas que faciliten el consumo de cannabis pero de forma controlada como los clubes o asociaciones. Un 55,8 por ciento se muestra partidario o tolerante con esta medida. Por el contrario, el 22,4 por ciento cree que deberían prohibirse o que no deberían tolerarse porque son una fórmula para burlar la ley.

Con respecto al cultivo, el 64,5 por ciento se muestra partidario de permitirlo a través de diferentes fórmulas, ya sea autocultivo para consumo propio o cooperativas con control público.

«Los discursos de los adolescentes y jóvenes españoles en torno a la percepción social del cannabis siguen su camino de normalización. Cada vez son más los que ven el cannabis como una sustancia accesible, cercana y visible; tolerada e integrada en espacios de ocio e incluso connotada como ‘sustancia natural’ frente a otras sustancias consideradas químicas y ‘manipuladas’», concluye el estudio, que fue elaborado mediante una encuesta a 1.205 jóvenes entre 16 y 34 años y que contó con la financiación de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas.

De hecho, el 42 por ciento de los jóvenes cree que consumir alcohol cuando se sale conlleva más problemas que consumir cannabis, y el 48 por ciento que el consumo en días laborales de alcohol es más problemático que el de cannabis. Frente al tabaco, casi el 27 por ciento del colectivo cree que fumar cannabis implica menos problemas de salud que fumar tabaco.

«En España el cannabis se ha ido viendo como una sustancia legalizada socialmente de facto, ya que llevamos muchos años conviviendo con su consumo. Entre la población joven hay mayoritariamente un reconocimiento de los riesgos que asimilan más con los riesgos de las sustancias legales que de las ilegales», explicó Eusebio Mejías, director técnico del Centro Reina Sofía y de la FAD.