Reunión de la Subcomisión del Congreso que negocia el Pacto por la Educación
Reunión de la Subcomisión del Congreso que negocia el Pacto por la Educación - ABC

El sector educativo se siente «estafado» por el «teatro» de la negociación del pacto

Padres y profesores acusan a los partidos de no tener «voluntad» y acusan al PSOE de «falta de respeto»

MadridActualizado:

El fracaso del Pacto por la Educación, tras anunciar el PSOE y Podemos que abandonan la negociación, ha provocado una ola de indignación en parte del sector. La mayoría de las asociaciones consultadas por ABC coinciden en afirmar que la «politización» de la educación ha sido el principal motivo de este fracaso. Algunos se consideran «estafados» y no dudan en definir como «teatro» los 15 meses de trabajo de la Subcomisión Congreso.

«Hay que sacar la educación fuera de intereses partidistas»

José María Gil Tamayo Secretario general de la Conferencia Episcopal

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, asegura que la Iglesia «siempre» ha apostado por un pacto de Estado por la Educación, «con altura de miras y generosidad». Para ello, entiende que debería contar con «el respaldo de todos los sectores implicados» -padres, profesores, administraciones públicas y partidos políticos- y sacar «la educación fuera del juego de alianzas y de los vaivenes e intereses partidistas». «Esperamos que el deseo social de este pacto educativo encuentre eco en todos los agentes que intervienen en su realización y les anime en la búsqueda de acuerdos», afirmó.

«Nos sentismos estafados, engañados y utilizados»

José María Alvira Secretario general de Escuelas Católicas

José María Alvira, secretario general de la patronal que agrupa al 60 por ciento de la escuela concertada, considera «lamentable e indignante» que el PSOE haya puesto punto final a las negociaciones sobre todo porque su presencia «es fundamental» para que el pacto pueda considerarse de Estado. «Difícilmente se podrá hablar de un verdadero Pacto Educativo en España si el PSOE no está en él», insistió. Por ello considera que su «abandono» puede considerase como «el anuncio de que no habrá finalmente Pacto alguno». «Después de más de un año de trabajo en la Subcomisión, de más de 80 comparecencias de diversas personas e instituciones, de trabajos y aportaciones variadas, incluso de esperanzas de muchos (¡qué ingenuos!) uno se pregunta si valía la pena todo este teatro, si vale la pena tanta energía derrochada, tanto tiempo perdido, para llegar a un punto que, no es mucho suponer, ya estaba previsto de antemano por parte de algunos. Y, entonces, uno se siente estafado, engañado, utilizado», aseguró.

El secretario general de Escuelas Católicas considera que no solo el PSOE es responsable de esta ruptura, sino todos los partidos políticos. «Son unos irresponsables. Que no nos digan que les importa la educación. La educación es para ellos un asunto del que conviene hablar en términos solemnes, pero que utilizan para obtener el máximo rédito político (léase electoral)», afirmó.

«Todos los partidos tienen que hacer un esfuerzo»

Alfonso Aguiló Pte. de CECE (Confederación de Centros de Enseñanza)

Alfonso Aguiló, presidente de CECE, tildó de una «verdadera lástima» que el PSOE se haya salido de la negociación después de un año de reuniones y más de 80 comparecencias. «El país necesita un gran acuerdo de de educación y el esfuerzo lo tienen que hacer todos los partidos políticos», afirmó Aguiló. El representante de una de las patronales más importantes de la educación concertada recordó que «en toda negociación siempre hay altibajos», pero hay que hacer todos los esfuerzos posibles «para que se se reanuden las reuniones». «No debe darse por roto lo que nunca debería romperse», indicó.

«La actuación del PSOE es arbitraria y fuera de lugar»

José Pedro Caballero Pte. CONCAPA (Confederación Nacional Católica de Padres de Alumnos)

El presidente de los padres de alumnos católicos, José Pedro Caballero, consideró «lamentable» la ruptura de las negociaciones por parte del Partido Socialista. «Es una falta de respeto a la comunidad educativa levantarse de la mesa por una cuestión presupuestaria que debería ser, en estos momentos, algo secundario», afirmó Caballero, quien insistió en calificar de «arbitrario y fuera de lugar» la actuación del PSOE.

«No tiene sentido hablar de mejoras sin financiación»

Leticia Cardenal Pta. CEAPA (Confederación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos)

La presidenta de Ceapa, Leticia Cardenal, asegura que la falta de acuerdo entre los partidos políticos en la Subcomisión demuestra que el Pacto Educativo era «una trama orquestada por el PP para tener callada a la comunidad educativa y a la oposición durante el tiempo que durase». Considera además acertado que el PSOE haya salido de la Subcomisión después de que el PP se negara a vincular la financiación de la educación al PIB (Producto Interior Bruto). «Es evidente que para revertir los recortes de la política del PP en materia educativa hay que hablar de financiación. No me parece descabellado que se le dedique el 5 por ciento del PIB como pide el PSOE», apuntó la presidenta de Ceapa, que agrupa a más de 11.000 asociaciones de padres y madres de alumnos de los centros públicos. En este sentido, Cardenal aseguró que «no tiene sentido hablar de mejoras en el sistema si no se habla de financiación».

«La Educación es un arma de confrontación política»

Nicolás Fernández Guisado. Pte de ANPE (Sinidcato de profesores)

El presidente de este sindicato de profesores asegura que, desde que compareció en la Subcomisión, en su calidad de experto, «mostré mi escepticismo sobre el pacto porque la metodología no ha sido la más apropiada». Para Fernández Guisado, el principal problema es la «tremenda ideologización de la educación, que se está utilizando como arma de confrontación política» y ello impide llegar a un consenso entre los grupos políticos, como consecuencia de la debilidad del Gobierno. A juicio del presidente de ANPE, el tema de la financiación, que ha desencadenado la ruptra de la negociación, «debería haber sido el último punto y haberse puesto de acuerdo en los puntos básicos, como los contenidos comunes».

Tras constatar el enfrentamiento político entre los grupos parlamentarios, Fernández Guisado afirma que «no hay voluntad política de llegar a un acuerdo porque cada bloque ideológico quiere defender su modelo. Mientras no se supere esta confrontación no se va a avanzar en nada, pprque el pacto no es ni para salvar la Lomce ni para volver a la LOE».

El presidente del sindicato de los profesores lamenta que se mantenga la «incertidumbre» sobre el futuro de la Educación y pide «responsabilidad y altura de miras». Fernández Guisado apuesta por un «acuerdo de mínimos», pero que, a estas alturas, a pesar de su «naturaleza optimista», no ve posible que se pueda reconducir la situación.

«El pacto está muerto, no tiene futuro»

Mario Gutiérrez. Pte CSIF (sindicato de funcionarios) Educación

El presidente de la sección educativa del sindicato de funcionarios se muestra muy pesimista sobre la posibilidad de reconducir el pacto, al afirmar que «ha muerto y no tiene ningún futuro». Mario Gutiérrez coincide con Fernández Guisado en que «se debería haber sacado un documeto que dejara fuera cuestiones sobre las que no hay consenso», como el tema de la financiación .

El presidente de la CSIF Educación afirma que «las cuestiones partidistas han dado al traste con el pacto» y llega a afirmar que «es una vergüenza que hayamos comparecido muchas personas a cargo del contribuyente», que no han servido para nada. Gutiérrez no quiere señalar responsables directos del fracaso, «es culpa de todos», pero apunta a una lucha «entre el PSOE y Podemos para ver quién es más de izquierdas».

Desde este sindicato se advierte de que no van a secundar la movilización que ha anunciado Podemos: «No vamos a participar en ningún aquelarre político, sino que nos vamos a dedicar a trabajar para mejorar el sistema educativo».