Sociedad

Secretismo en Cuba sobre el saldo de muerte y destrucción del huracán Irma

A muchos hoteles de la devastada zona de los cayos del norte solo se puede llegar en helicóptero

Colchones húmedos en la terraza de una casa de La Habana, tras el paso devastador del huracán Irma
Colchones húmedos en la terraza de una casa de La Habana, tras el paso devastador del huracán Irma - Afp

«No hay acceso a los hoteles hasta nueva orden», les han transmitido a los trabajadores cubanos de las instalaciones turísticas de Cayo Santa María, devastado por el huracán Irma el pasado fin de semana. El huracán, entonces de fuerza 5, se quedó parado durante 12 horas entre ese cayo y el municipio de Caibarién, en la provincia central de Villa Clara. Vientos huracanados de más de 250 kilómetros por hora causaron graves daños a los once hoteles en funcionamiento y ocho en construcción del Cayo Santa María. El aeropuerto de Jardines del Rey, próximo a la llamada cayería del norte de Cuba, quedó totalmente destrozado y se desconoce cuándo se podrán reanudar los vuelos.

«Hay mucho secretismo en torno a los daños, pero testigos han visto hoteles sin cristales y tejados, y las mercancías desparramadas; los que estaban en construcción se quedaron con las paredes derumbadas», afirma uno de estos trabajadores por teléfono desde el barrio La Chiruza de Santa Clara. El cayo está militarizado y solo es accesible por helicóptero ya que 48 kilómetros del «pedraplén» –carretera que une los cayos con tierra firme– tienen el asfalto levantado. Además cedió la estructura de tres puentes de ese «pedraplén» por la fuerza del viento y el agua: los números 6, 9 y 12.

Seis muertos más

En Villa Clara se teme que el número de muertos supere la decena anunciada por el Gobierno. Cuatro guardias de seguridad de un hotel del Cayo Santa María seguían este martes desaparecidos y dos personas que cuidaban casas de veraneo en la playa de Nazabal (Encrucijada) podrían haberse ahogado.

Militares cubanos contribuyen a la retirada de escombros en La Habana
Militares cubanos contribuyen a la retirada de escombros en La Habana- Afp

El viceministro de las Fuerzas Armadas, el general de Cuerpo de Ejército Joaquín Quintas Solá, está al frente del operativo para «reconstruir las instalaciones turísticas antes del comienzo de la temporada alta en noviembre y lograr que no se filtre información sobre los daños», agregan las fuentes consultadas. Quintas se encuentra en Villa Clara, pero otros militares están al frente de operativos en otras zonas afectadas por la fuerza de Irma, como Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Matanzas, donde se halla Varadero. Este último enclave resultó menos dañado y hasta allí fueron evacuados más de 36.000 turistas de la cayería del norte.

El turismo es una principales fuentes de divisas para el país (junto a los servicios médicos y las remesas) y este año se esperaba la llegada de más de cuatro millones de visitantes para lograr un crecimiento sostenido. El Ejército dirige el conglomerado estatal Gaesa, del que forman parte empresas turísticas como Gaviota o Cubanacán. Estas y empresarios españoles y de otros países forman las compañías mixtas que administran hoteles y otros negocios en Cuba. Cayo Santa María, Cayo Coco y Cayo Guillermo (estos dos últimos en Ciego de Ávila) son «cotos cerrados, controlados por militares de uniforme y de civil», describe el periodista cubano Iván García.

Entre los ciudadanos cunde el desamparo al ver las prioridades del régimen. Aunque se va restableciendo el servicio eléctrico, varias provincias seguían sin luz este martes, miles de viviendas quedaron destrozadas y alimentos desperdiciados por falta de regrigeración. «Como no tienen recursos han priorizado la reconstrucción de La Habana y las instalaciones turísticas, mientras en Ciego de Ávila no se han recogido los escombros, el tendido eléctrico sigue por los suelos y hay más de 3.000 viviendas afectadas, la mitad totalmente derrumbadas», lamenta Roberto Valdivia, opositor al Gobierno de Raúl Castro.

Se teme también que más del 50 por ciento de la siembra se haya perdido. Un informe preliminar del Ministerio de Agricultura se refiere a graves daños en «instalaciones pecuarias, molinos a viento, cultivos y ganado menor». Se perdieron también más de 71.000 aves, hay dañadas unas 5.000 hectáreas de cultivos y los perjuicios se extienden al tabaco y a la mitad de las 56 centrales azucareras.

Ayuda humanitaria

La representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU en Cuba, Laura Melo, declaró a Efe que esa agencia está preocupada por la dimensión de los daños, ya que las 1.606 toneladas de alimentos para socorrer a unas 275.000 personas damnificadas que tenían previstas pueden resultar insuficientes. Asimismo la referente del departamento de emergencia de Cáritas Cuba y directora de Cáritas Diocesana de Santiago de Cuba, Ana María Piñol, ha confirmado que ya han comenzado a distribuir ayuda a los damnificados, como ropa, alimentos y agua potable, informa Ep.

Las autoridades también han hecho hincapié en medidas para evitar la propagación de enfermedades por contaminación del agua y por la potencial proliferación, tras las intensas lluvias, de focos de mosquitos Aedes aegypti, vector transmisor de enfermedades como el dengue y el zika.

Hoteles españoles

Meliá Hotels Internacional anunció este miércoles que ha reanudado la actividad en siete hoteles del total de 27 que tiene en Cuba, tras la reapertura de los aeropuertos de La Habana y Varadero, cerrados durante tres días a causa del huracán. «Los hoteles de La Habana, Holguín, Santiago de Cuba y Cayo Largo se encuentran totalmente operativos», ha indicado la cadena hotelera en un comunicado.

Toda la actualidad en portada

comentarios