Robert de Niro
Robert de Niro - AFP

Robert de Niro ofrece 100.000 dólares a quien esté dispuesto a probar vacunas seguras

De Niro y Robert F. Kennedy Jr. (sobrino del presidente, John F. Kennedy) presentaron el World Mercury Project, una iniciativa que quiere premiar con 100.000 dólares cualquier avance científico que consiga eliminar el mercurio presente en las vacunas

MADRIDActualizado:

El actor Robert de Niro ofrece ha ofrecido nada menos que 100.000 dólares a quien esté dispuesto a probar que vacunas seguras.

El actor acompañó al abogado y activista antivacunas Robert F. Kennedy Jr. (sobrino del presidente de Estados Unidos John F. Kennedy) en una rueda de prensa en la que se abordó el tema de la seguridad de las vacunas.

De Niro y Kennedy presentaron el World Mercury Project, una iniciativa que quiere premiar con 100.000 dólares cualquier avance científico que consiga eliminar el mercurio presente en las vacunas.

Según Kennedy, el mercurio es «100 veces más tóxico que el plomo, está en­venenando a los niños, y además está estrechamente relacionado con el autismo».

Estas afirmaciones fueron desmentidas por la comunidad científica y además el mercurio ya no se usa desde el año 100. Sin embargo, no es la primera vez que de Niro se involucra en estas cuestiones. Es actor y fundador del Festival de Cine Tribeca en el que el actor tenía intención de emitir un documental dirigido por Andrew Wakefield y que relacionaba las vacunas con el autismo.

Wakefield realizó un estudio sobre las vacunas y el autismo cuando trabajaba de médico, que fue publicado en la revista británica «The Lancet» en 1998, y en 2010 el Consejo General Médico del Reino Unido le quitó la licencia al concluir que constituyó una grave falta de profesionalidad. La investigación que realizó el Consejo no se centró en si las conclusiones de Wakefield eran correctas o no, sino en los métodos empleados.

De Niro indicó entonces en un comunicado que su intención de mostrar el documental, lo que estaba previsto para el 24 de abril, «era dar la oportunidad de que hubiera una conversación sobre el tema, que es muy personal para mí y mi familia». Tras revisar el documental, el Festival de Cine de Tribeca tomó la decisión de retirarlo «porque no creemos que contribuya al debate que esperaba»