El doctor Jan Karbaat
El doctor Jan Karbaat - ABC

Un pionero de la fecundación in vitro habría dado su esperma a 23 bebés engañando a las familias

Los denunciantes reclaman en Holanda que se obtenga una muestra de ADN del doctor Karbaat, fallecido en abril, para dilucidar si él es el padre biológico

LA HAYAActualizado:

Alrededor de 23 holandeses nacidos por fecundación artificial reclamaron ayer ante la Justicia una muestra de ADN del antiguo director de un banco de espermas recientemente fallecido, que podría ser el padre biológico de todos ellos. Jan Karbaat, director de una clínica de fertilidad cerca de Rotterdam y pionero en el terreno de la fecundación artificial, había escrito en su testamento que no podría obtenerse de su cuerpo ninguna muestra de ADN tras su fallecimiento, según recordó ayer la abogada de la familia.

Tanto los padres como los hijos nacidos en la clínica de Karbaat acusan al médico fallecido de que utilizó su propio esperma, en lugar del del donante elegido por las familias en el banco. El mismo Karbaat habría afirmado en su momento que era "padre biológico" de 60 niños nacidos por fecundación in vitro.

Los demandantes solicitaron ayer a la Justicia que se obtenga una prueba de ADN de Karbaat para compararlo con el suyo, y dilucidar así si el doctor es su padre. "Es una cuestión de identidad, que ayuda a la formación de la personadidad", declaró ante el tribunal civil de Rotterdam el abogado de la familia Tim de Bueters. "Uno de los derechos fundamentales de la persona es saber de dónde viene".

El abogado recordó a la prensa la historia de cada uno de los 23 niños-probeta, como la de la mujer de ojos oscuros, cuando el donante elegido tenía los ojos claros, o la del varón que levantó primero las sospechas por una cuestión de parecido físico.

El centro médico del doctor Karbaat fue cerrado en 2009 a raíz de una serie de denuncias por irregularidades administrativas y falta de condiciones sanitarias.

La Justicia dará su veredicto el próximo 2 de junio.