Efe

Podemos propone que los menores puedan elegir su sexo: masculino, femenino o no binario

También piden que las personas transexuales de hasta 16 años puedan acceder a los tratamientos hormonales sin permiso de sus padres

MadridActualizado:

Unidos Podemos ha pedido este viernes que las personas transexuales de hasta 16 años puedan acceder a los tratamientos hormonales sin permiso de sus padres y que se nombre a un defensor judicial para los menores de esa edad que no tengan consentimiento de ninguno de sus progenitores.

El Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado hoy en el Congreso la primera proposición de ley integral de transexualidad, en la que prevé esta misma fórmula para los menores que deseen cambiar en el registro su nombre y su sexo, que podrá ser masculino, femenino o no binario.

Y, en ningún caso, el ejercicio de este derecho, tampoco en los adultos, deberá estar condicionado a la previa exhibición de un informe médico o psicológico o haberse sometido a procedimientos médicos, quirúrgicos o de otra índole.

Con esta propuesta, todos los menores de 18 años tendrán que tener garantizadas la protección y atención "necesarias para promover su desarrollo integral", y pasarán a considerarse en situación de riesgo aquellos a los que sus progenitores o quienes ejerzan su patria potestad no respeten su identidad sexual.

Por otra parte, plantea que el Sistema Nacional de Salud cubra los tratamientos hormonales y de modulación del tono y timbre de voz, las intervenciones quirúrgicas y postquirúrgicas, la "adecuación corporal y facial según las expectativas individuales", el material protésico y el acceso a la reproducción asistida.

Asimismo, propone que los transexuales migrantes que sufran persecución por este motivo se les conceda el asilo, garantizándoles la libre determinación de su identidad sexual y expresión de género "independientemente de la situación políticoadministrativa en la que se encuentren" y sin exigirles, en ningún caso, pruebas que atenten contra sus derechos fundamentales.

Entre otras medidas, incluye además la de conceder asistencia jurídica gratuita a todos aquellos que hayan sido víctimas de agresiones, maltratos o violencia por su condición.

"Hace muchos años que debería haber sido presentada esta ley", ha recalcado en declaraciones a los periodistas la portavoz del grupo, Irene Montero, quien cree que con este texto se garantizarán los derechos de un grupo que "ha sufrido siglos de marginación, discriminación y patologización" y con el que dejarán de ser tratados como "personas enfermas".

La diputada de En Comù, Mar Puig, ha destacado que "cumple con la demanda histórica" de este colectivo, abarcando aspectos registrales, de salud, educativos, laborales, jurídicos o deportivos.

En este ámbito, exige el cumplimiento del derecho a la identidad sexual en las prácticas deportivas, de forma que en eventos y competiciones se considere a los participantes "atendiendo a su identidad sexual a todos los efectos" sin que ello esté condicionado por ningún informe médico.

Lo mismo para los centros de internamiento, en los que deberán tomarse medidas de seguridad que garanticen la integridad física de la persona identificada como trans.

Aunque el Congreso respaldó en noviembre una iniciativa del PSOE para cambiar la ley de rectificación registral de las personas transexuales, incluyendo los menores, para que no tengan que presentar informes médicos, la presidenta de la Plataforma Trans, Mar Cambrollé, cree que no era "suficiente".

"Después de 40 años, el colectivo trans nos acercamos más a la democracia y decimos adiós al franquismo", ha resaltado Cambrollé antes de acudir a la Puerta de los Leones, donde ha rendido homenaje junto a las diputadas y otros representantes de los colectivos trans a Ekai, el joven de 16 años que se quitó la vida mientras esperaba por un tratamiento hormonal que nunca llegó.