Pintadas en la fachada de la parroquia Espíritu Santo (Barcelona) en octubre de 2015
Pintadas en la fachada de la parroquia Espíritu Santo (Barcelona) en octubre de 2015 - ABC

Los peores ataques a la Iglesia en España: «Os beberéis la sangre de nuestros abortos»

La Iglesia católica fue el blanco del 86% de los ataques a la libertad religiosa durante 2015

MadridActualizado:

El laicismo agresivo que impulsan los partidos políticos de la izquierda radical ha sido unas de las principales amenazas a la libertad religiosa durante 2015. Según un informe presentado este martes por el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) y adelantado por ABC, el año pasado se registraron 187 agresiones contra este derecho fundamental, frente a las 91 del año anterior.

La mayoría (99) fueron casos de marginación de la religión de la vida pública. De ese centenar, alrededor de 69 estuvieron impulsados por partidos políticos, como Podemos y sus distintas confluencias –Ahora Madrid, Compromís, Ganemos– y coaliciones de gobierno de extrema izquierda en la que forma parte el PSOE.

El informe del OLRC recoge caso por caso. Entre los más sangrantes figura la circular enviada por la Junta de Andalucía a los centros educativos de la provincia de Córdoba para pedir que «la visita del obipo y demás autoridades eclesiásticas» a los colegios evite «tanto el posible malestar de algunos miembros de las distintas comunidades educativas como la alteración de unas programaciones que afectan única y exclusivamente a una materia como la Religión». El propio obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, explicó que «las acusaciones contra su persona formaban parte del «acoso sistemático» que sufre la asignatura.

En el programa electoral de Podemos en las pasadas elecciones autonómicas, este partido abogó por quitarle a la Iglesia la propiedad de la torre de la Giralda de Sevilla o la mezquita de Córdoba. En Valladolid se manifestó contrario a que los alcaldes y concejales acudan a actos religiosos porque atenta contra la separación Iglesia-Estado. Un hostigamiento similar sufrió un párroco de una iglesia de Sanfeliu en Hospitalet de Llobregat que fue denunciado ante la Fiscalía por parte de PSC, CIU e IPC por haber invitado por segundo año consecutivo a la Hermandad de Caballeros Legionarios a participar en las procesiones de Semana Santa.

La lista de acoso y derribo contra la confesión mayoritaria es muy larga. La Candidatura de Unidad Popular (CUP) pidió a la alcaldesa Ada Colau que paralice las obras del convento de las Hermanitas del Cordero y se «deshaucie a las monjas», cuya única labor es ayudar a los más necesitados. En Aragón, Podemos exigió que la catedral de Jaca sea de titularidad pública, mientras que los crucifijos han salido de varias salas de plenos como es el caso del distrito de Chamartín, la Diputación de Burgos, Barcelona, Hellín, Cádiz, Ciudad Real, Córdoba, etc.

Las pintadas en los muros de los templos también fueron numerosas. Entre ellas, detaca la perpetrada por un grupo de desconocidos en la parroquia Espíritu Santo en Barcelona en octubre de 2015. En la fachada de esta iglesia apareció una inscripción con la siguiente frase: «Os beberéis la sangre de nuestros abortos».