Nefrodiet, la app que ayuda a los enfermos renales a mantener la línea y alejar los tóxicos para el riñón
Nefrodiet, la app que ayuda a los enfermos renales a mantener la línea y alejar los tóxicos para el riñón - ABC

La «app» para perder 70 kilos

Una aplicación española pensada solo para enfermos renales se ha convertido en la herramienta estrella con más de 11.000 descargas

MADRIDActualizado:

Fernando Martínez Casado se recuerda a sí mismo como «el clásico niño gordito». Ese gordito que al alcanzar la mayoría de edad ya tenía un problema real de obesidad y una carga extraordinaria para su organismo de 125 kilos de peso. Después, la profesión que eligió tampoco le ayudó a soltar lastre. Dedicado a la informática, pasaba casi toda la jornada laboral atado a una silla. Así, año tras año hasta que sus riñones no pudieron más y dejaron de funcionar. Cuando Fernando entró en diálisis pesaba casi 200 kilos. «Fue el momento en el que me dí cuenta que no podía seguir así. Empecé a hacer dieta para ser candidato a un trasplante renal. En el hospital me daban pautas para comer mejor, pero los alimentos que eran buenos para adelgazar no lo eran tanto para el riñón. No podía comer nada. Era desesperante», recuerda Fernando.

De esa frustración personal nació «Nefrodiet», una «app» que ayuda a los enfermos renales a mantener la línea con alimentos que, además, no dañan el riñón. Patrocinada por la Fundación Banco Santander, esta herramienta ha sido premiada por la Fundación Isys y lleva más de 11.000 descargas, cuando el 90 por ciento de estas aplicaciones de salud no suelen pasar de 500.

No importa el alimento sino la cantidad

Martínez Casado utilizó los consejos de los enfermeros del Hospital de Ciudad Real donde se trataba y los combinó con sus conocimientos informáticos. Del personal de enfermería aprendió que no hay ningún alimento prohibido al cien por cien y que, la clave está en la cantidad de la ingesta. Para no estar todo el día conectado a la calculadora sumando calorías y compuestos dañinos para sus riñones (fósforo, sodio..), este informático diseñó el embrión de «Nefrodiet». A él le funcionó. Llegó a perder 70 kilos, superó el trasplante y hoy se encuentra «muy bien, con algún problemilla, pero lo importante es que el riñón funciona». Sus estilos de vida han cambiado también. No solo se alimenta bien sino que no hay día que no haga deporte. «Una hora siempre y, si puedo, salgo a correr después de cenar», dice.

Su experiencia le animó a proponerle a la Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo la creación de «Nefrodiet» para ayudar al mayor número de enfermos renales posible. La «app» se lanzó con el aval científico de la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica y el patrocinio de la Fundación Banco Santander.

Abiertos a alimentos exóticos

Comenzó a dar sus primeros pasos en la red hace solo dos años. Un año más tarde fue traducida al inglés y ahora la «app» se prepara para entrar en el mercado sudamericano con la introducción de alimentos exóticos para nuestro paladar y típicos de esos países.

La aplicación lleva incorporada una calculadora que va sumando los componentes de los platos y de los alimentos y avisa cuando se llega al límite de seguridad. También se ofrecen técnicas de cocinado, un aspecto muy importante porque la cantidad de fósforo y potasio puede cambiar en función de la manipulación de los alimentos. Y tiene en cuenta si el paciente hace hemodiálisis en el hospital o filtra su sangre con diálisis peritoneal desde casa. «Los límites son diferentes», apunta el inventor de la app. ¿Podría utilizarse para que personas sin problemas renales adelgacen? «No soy médico, pero esta app está pensada y revisada para enfermos renales».