El Papa Franciso
El Papa Franciso - EFE

El Papa invita a la «solidaridad con las personas afectadas por enfermedades graves»

Exhorta a «reconocer sus necesidades espirituales y a estar cerca de ellas, con ternura»

Actualizado:

Sumándose a la «Jornada Nacional del Alivio», instituida en Italia en el 2001, el Papa Francisco ha pedido este domingo «solidaridad con las personas afectadas por enfermedades graves», y ha enviado un saludo a familiares y pacientes reunidos en el hospital Gemelli, donde fue internado muchas veces san Juan Pablo II.

Durante su encuentro con veinticinco mil fieles para el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro, el Santo Padre exhortó igualmente a «reconocer también las necesidades espirituales de las personas enfermas graves. Y a estar cerca de ellas, con ternura».

Comentando la fiesta de la Santísima Trinidad, Francisco ha citado una carta de hace casi dos mil años a los cristianos de Roma en la que San Pablo, después de haber «experimentado en primera persona la transformación realizada en él por el Dios-Amor, nos comunica su deseo de que le llamemos "Padre" o mejor "Papá" con la misma confianza total de un niño que se abandona en los brazos de quien le ha dado la vida».

Junto con Dios Hijo, el Papa se ha referido especialmente a Dios Espíritu Santo, «gracias a cuya presencia y fuerza podemos realizar con serenidad la misión de anunciar el Evangelio, ampliando así la comunión con Él y la alegría que de ella proviene», sabiendo que «la alegría es el primer lenguaje del cristiano».

El próximo domingo, festividad del Corpus Christi, el Santo Padre se ausentará por primera vez de Roma para sumarse en Ostia a la procesión que sale de la iglesia de Santa Mónica, la madre de San Agustín-ambos antiguos vecinos de esa localidad portuaria-, hasta llegar a la iglesia de «Nuestra Señora de los Buenos Aires», una advocación que los Trinitarios popularizaron entre los marineros y que daría nombre a la ciudad natal de Francisco.

Con ese desplazamiento para asistir a la procesión del Corpus Christi en una zona periférica, el Papa recuerda que ya lo hizo en 1968 su predecesor Pablo VI, a quien canonizará junto con el arzobispo mártir salvadoreño Oscar Romero, el próximo 14 de octubre en Roma, durante el Sínodo de los Jóvenes.