El Papa Francisco posa para una foto con varias familias irlandesas durante la audiencia general
El Papa Francisco posa para una foto con varias familias irlandesas durante la audiencia general - Efe

El Papa anuncia que viajará a Irlanda para el Encuentro Mundial de las Familias

Se celebra en Dublín del 21 al 26 de agosto sobre «El Evangelio de la familia, alegría para el mundo»

Corresponsal en El VaticanoActualizado:

El Papa Francisco ha anunciado este miércoles que viajará a Irlanda los días 25 y 26 de agosto para participar en el Encuentro Mundial de las Familias, al que se han inscrito ya mas de veinte mil personas de un centenar de países, incluidos tres mil participantes de España. Los números seguirán subiendo hasta terminar en una misa con más de medio millón de personas.

El Santo Padre ha dado personalmente la noticia al término de la audiencia general de los miércoles, presidida hoy por el gran icono del EMF, un tríptico neobizantino realizado en Irlanda que representa en el centro a María, Jesús y José sentados a la mesa en la casa de Nazaret para el almuerzo como cualquier familia. Las imágenes laterales corresponden a la resurrección de la hija de Jairo y la fiesta de bodas en Caná de Galilea.

El Encuentro Mundial de las Familias en Dublín es continuación del celebrado en septiembre del 2015 en Filadelfia, Estados Unidos. El programa incluye un congreso teológico-pastoral del 22 al 24 de agosto en torno al tema «El Evangelio de la familia, alegría para el mundo».

Los organizadores han reservado espacios de trabajo en varios puntos de la capital irlandesa, así como el gran estadio de Croke Park para el Festival de las Familias la noche del sábado 25 de agosto. La misa de clausura en la mañana del domingo tendrá lugar en el gigantesco Phoenix Park, donde se prevé la participación de medio millón a un millón de personas.

El encuentro tendrá un coste total cercano a los 20 millones de euros, que los organizadores están reuniendo a base de donativos.

En su programa de viajes internacionales, Francisco está dando preferencia a países que llevan varias décadas sin recibir una visita del Papa. En el caso de Irlanda son 38 años, desde el viaje realizado por Juan Pablo II en septiembre de 1979.