El Papa Francisco
El Papa Francisco - REUTERS

El Papa advierte que la expulsión de los mercaderes del templo vale también para la sociedad civil

Se debe hacer cuando caen en «cultivar intereses privados e incluso ilícitos»

Corresponsal en el VaticanoActualizado:

Comentando el pasaje evangélico de la expulsión de los mercaderes del templo de Jerusalén, el Papa Francisco ha advertido este domingo que la iniciativo de Jesús de hacer limpieza a latigazos no debe limitarse a quienes utilizan lugares religiosos para su lucro personal.

Dirigiéndose a miles de peregrinos reunidos en la plaza de san Pedro para el rezo del Ángelus, el Papa ha afirmado que «este gesto de Jesús es siempre actual, no solo para las comunidades eclesiales sino también para los individuos, las comunidades civiles y la sociedad».

Francisco ha denunciado que «es, en efecto, común la tentación de aprovechar actividades buenas, y a veces debidas, para cultivas intereses privados e incluso ilícitos».

Naturalmente, hacer limpieza tiene sus costes, y el Papa ha hecho notar que «la acción decidida» de expulsar a latigazos del templo a los vendedores de animales y a los cambistas de moneda le costó a Jesús «la hostilidad de las autoridades religiosas y de quienes sintieron amenazados sus intereses económicos». Aunque Francisco no lo dijo, es un fenómeno que sigue sucediendo.

Al término del encuentro con los fieles, el Papa ha dedicado un saludo particular «a los peregrinos de las diócesis de Granada, Málaga y Córdoba».

Como todos los años cuando se acerca la Semana Santa, el próximo viernes 9 de marzo a las cinco de la tarde, el Santo Padre confesará peregrinos en la basílica de San Pedro.

El próximo domingo por la tarde acudirá al barrio de Trastévere para celebrar con la Comunidad de San Egidio el 50 aniversario de su fundación.