Sylvia Earle, en el año 2008, en una visita al Oceanográfico de Valencia
Sylvia Earle, en el año 2008, en una visita al Oceanográfico de Valencia - ROBER SOLSONA

«Me siento honrada de ser una voz para el océano y la naturaleza»

La oceanógrafa estadounidense Sylvia Earle, Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2018

Corresponsal en Nueva YorkActualizado:

Si se cuentan los años que Sylvia Earle lleva en la faz de la tierra, había que descontar uno de los 82 que asegura su biografía. Porque la oceanógrafa estadounidense, nueva premio Princesa de Asturias de la Concordia, ha pasado más de 7.000 horas bajo el agua, inmersa en exploraciones y experimentos que han avanzado el conocimiento de la vida submarina y de su impacto en la tierra.

Su primera inmersión fue a los diecisiete años. Dedicada a la biología marina, pasó por las universidades de Duke y Harvard antes de recorrer el mundo en investigaciones científicas. Se dedicó a tiempo completo al océano: en 1979, lideró la primera expedición femenina de aquanautas con el Proyecto Tektite, y vivió durante dos semanas a 18 metros de profundidad en las Islas Vírgenes.

Desde entonces, ha sido una luchadora incansable en la divulgación de la importancia de los océanos y de la expansión de las áreas marinas protegidas. Lo ha sido todo bajo el agua, de ahí su sobrenombre de «dama de las profundidades». Ha explorado todos los mares del planeta, con un total de más de cien expediciones; fue la «exploradora residente» de «National Geographic» y la primera persona que la revista «Time» denominó «Héroe del Planeta», en 1998.

Sistema robótico

Su labor se expandió en la academia, el Gobierno y la empresa privada. Por sus logros, ha merecido 25 doctorados honoríficos y la Biblioteca del Congreso de EE.UU. la catalogó de «leyenda viva». Trabajó para el Gobierno de EE.UU., como la primera mujer en dirigir la Administración Nacional Atmosférica y Oceanográfica (NOAA, en sus siglas en inglés). Junto a su marido, Graham Hawkes, ya fallecido, puso en marcha la compañía Deep Ocean Engineering para desarrollar y operar sistemas robótico en la exploración submarina. Tiene el récord de exploración submarina a mayor profundidad, con un paseo a 381 metros de profundidad. El documental «Mission Blue», un recorrido a su trayectoria, obtuvo un premio «Emmy» en la categoría de documentales en 2015.

El jurado destacó sus seis décadas de investigaciones y exploración de «los fondos marinos y la conservación integral de los mares», que calificó como «uno de los desafíos medioambientales de nuestro tiempo». Earl ha sido fundamental «para la toma de conciencia de la importancia de los océanos como una riqueza común, en grave riesgo por la acumulación de plásticos y vertidos contaminantes, que amenazan la salud humana y la biodiversidad en todo el planeta». Earle admitió sentirse «profundamente honrada» de recibir el premio y acepta «la responsabilidad que el premio transmite de ser una voz para el océano, para la naturaleza y para ayudar a lograr la paz entre la humanidad y los sistemas naturales que nos sustentan».

Sylvia Earle, en un homenaje que le hicieron en el Oceanográfico de Valencia
Sylvia Earle, en un homenaje que le hicieron en el Oceanográfico de Valencia - ROBER SOLSONA