Cápsulas de café de un solo uso
Cápsulas de café de un solo uso - EFE

Navarra prohíbe también los plásticos de un solo uso a partir de 2020

La nueva ley se suma a las medidas similares aprobadas con anterioridad en Baleares y la Comunidad Valenciana

Actualizado:

Navarra se une a Baleares y Comunidad Valenciana en la lucha contra el plástico. El Parlamento de la comunidad aprobó este jueves la nueva Ley Foral de Residuos y Fiscalidad, que prohibirá la venta de plásticos de un solo uso a partir del año 2020.

La iniciativa, aprobada con los apoyos de los grupos Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e IE, veta el uso de productos monodosis (como las cápsulas de café), así como platos, vasos, trazas y bandejas alimentarias desechables, a no ser que estén fabricadas con un material biodegradable.

El texto argumenta que la decisión está motivada porque la venta de estos productos está «muy extendida» y «genera residuos que actualmente no tienen tratamiento»

Estas medidas se suman a las ya aprobadas en la Comunidad Valenciana y Baleares, que han estipulado la prohibición de estos productos desde el 1 de enero de 2020. Otros países europeos, como Francia, también han adoptado el término de los plásticos de un solo uso.

Fomentar la reutilización

La nueva ley obligará a todos los locales de hostelería y restauración a ofrecer «siempre a los clientes la posibilidad de tomar agua del grifo, de forma gratuita y complementaria a la oferta del propio establecimiento».

Asimismo, al sector de la hostelería se le atribuyen una serie de objetivos mínimos para fomentar la reutilización de envases. De esta manera, en el año 2018 el aprovechamiento de envases debe ser del 40% en las aguas, el 80% de las cervezas y el 70% de las bebidas refrescantes.

Con el «fin de fomentar la prevención, la preparación para la reutilización y el reciclado», También se impone un Impuesto sobre la eliminación en vertedero y la incineración. De ese modo, se penalizará económicamente en función de la generación de residuos. Así, se cobrarán cinco euros por tonelada generada en 2018 y 10 euros en 2019. A partir del 2020, el impuesto se eleva a 20 euros, tras finalizar el «período de implantación progresiva dirigido flexibilizar el impacto» del tributo.