Dos niños utilizando un smartphone
Dos niños utilizando un smartphone - ABC

Muchos de los errores ortográficos de los niños estarían relacionados con el uso de Internet y redes sociales

La velocidad a la hora de escribir y el empleo de abreviaturas son dos de las principales razones que llevan a los jóvenes a cometer faltas

MadridActualizado:

La media de edad a la que un niño recibe su primer móvil está en descenso constante desde hace varios años. Tanto, que en la actualidad hemos llegado a un punto en el que los jóvenes que cuentan con doce años llevan haciendo empleo de un teléfono portatil desde los siete.

Detrás del uso abusivo de estas nuevas tecnologías como medio de comunicación podría encontrarse el motivo por el que los niños cometen cada vez más faltas de ortografía cuando escriben.

La presidenta de Walinwa -plataforma destinada a luchar contra los errores ortográficos- Virginia Ricoy señala que el uso temprano de los smartphones, si bien es beneficioso porque gracias a ello leemos y escribimos más, puede ser sumamente perjudicial para la ortografía de un niño.

La razón se esconde detrás de la búsqueda de la velocidad, la cual lleva en muchos casos al que escribe a emplear numerosas abreviaturas y a cometer faltas de ortografía.

Si bien, en el caso de los adultos dichos errores pueden saltar a primera vista, en el caso de un niño esto no es así. Esto lleva «a que memoricen esas palabras mal escritas y cometan faltas de ortografía constantemente».

Es precisamente en verano el momento del año en que aumenta más drásticamente el uso de las redes sociales, lo que supone que no pocos jóvenes estén sometidos a errores ortográficos de forma masiva.

Destaca también Ricoy que «la memoria visual tiene mucha fuerza en los niños», lo que hace que el que visualicen constantemente errores les lleve a caer en el equívoco de que esa es la forma correcta de escribir determinadas palabras.

Como medio para combatir este problema, se recomienda desde Walinwa «leer libros y no redes sociales, trabajar la ortografía con los más pequeños y repasar todo lo que escribimos en internet».