Vídeo: Las mujeres toman la palabra - ABC
Día Internacional de la Mujer

Los motivos de la huelga feminista: «Paramos para cambiarlo todo»

Más de 300 colectivos respaldan la convocatoria en cuatro frentes: el laboral, el consumo, los cuidados en casa y la educación

Actualizado:

Paros laborales parciales, huelga de 24 horas, manifestaciones y actos reivindicativos en todo el país. Este 8 de marzo, el Día de la Mujer Trabajadora, se ha convertido en un llamamiento masivo que ya ha provocado la cancelación de más de un centenar de trenes AVE y de Larga Distancia, y ha obligado a todas las comunidades a fijar servicios mínimos en hospitales, colegios y administraciones. Más de 300 colectivos respaldan la convocatoria de una huelga general, de 24 horas. Esas asociaciones, de corte feminista, reclaman «parar» el mundo en cuatro frentes, no solo el laboral. También llaman a las mujeres a secundar un paro en el consumo, los cuidados en casa y la educación.

La coordinadora promotora de la iniciativa, la Comisión del 8M, hace suya la fórmula patentada en Islandia el 24 de octubre de 1975, cuando nueve de cada diez mujeres boicotearon el funcionamiento del sistema y paralizaron por completo el país. El año pasado, esta misma Comisión del 8M, que agrupa a los colectivos feministas, coqueteó con un ensayo general, animando a secundar un paro de media hora. Este año, no obstante, lo han hecho extensivo a toda la jornada. Dos sindicatos, la CNT y CGT, respaldan la convocatoria total, UGT y CC.OO. registraron en el Ministerio de Empleo paros parciales, de dos horas por turno, de 11.30 a 13.30 para los de mañana; entre las 16.00 y las 18.00 para el turno de tarde. Como diferencia, estas dos centrales sindicales animan también a los hombres a sumarse a los paros.

Los motivos del manifiesto

La convocatoria se ha convertido en un «tótum revolutum» que mezcla multitud de conceptos: según explican varias de las promotoras, Irene Cadena o Julia Risco, por un lado, busca protestar contra la discriminación laboral de las mujeres frente a los hombres. Esta brecha salarial se acerca al 25%, y una mujer llega a cobrar 6.000 euros al año menos que el hombre solo por serlo. Un dato que no representa solo a España, sino a los 77 países que secundarán la huelga feminista del 8 de marzo, que el año pasado ya estrenaron las mujeres argentina con éxito de asistencia.

Por otro, las promotoras de la huelga quieren que los efectos se dejen notar en todas las esferas de la vida, ya que la participación de las mujeres es «nuclear» en todas ellas, así que piden a estudiantes y profesoras que no acudan a clase. Las convocantes reclaman una educación «pública, laica y feminista». En otro orden de cosas, demandan el fin de las agresiones y la violencia machista. En la medida de lo posible, piden que no se consuman productos de higiene femenina, los gravados con el llamado IVA rosa o «tasa rosa».

Junto a la laboral, estudiantil y de consumo, la cuarta protesta es la de cuidados. La Comisión del 8M quiere demostrar que las mujeres soportan dos cargas, la de sus trabajos y la doméstica, por lo que ese día solicitan que sea su entorno el que se asuma los cuidados familiares que suelen afrontar ellas (las mujeres dedican el doble de horas, 26,5 a la semana, al trabajo doméstico y no remunerado, que ellos).

Por último, la Comisión del 8M ha convocado la manifestación central en Madrid a las 19 horas, que comienza en Atocha y termina en Plaza de España. El lema es: «Paramos para cambiarlo todo».