«Voy a morir, necesito que me ayuden»: un adolescente muere tras quedar atrapado por el asiento de su coche

Un adolescente de 16 años de Ohio, EEUU, se asfixió el martes pasado después de quedar inmovilizado por un asiento plegable en un monovolumen mientras trataba de coger su equipo de tenis

Actualizado:

Un portavoz de la oficina forense del condado de Hamilton confirmó la muerte a la revista PEOPLE, y señaló que el cuerpo de Kyle Plush fue encontrado en la camioneta después de que muriese de «asfixia debido a la compresión del pecho». Su muerte ha sido declarada accidental.

En un par de llamadas a emergencias, Plush pidió que enviaran ayuda mientras permanecía atrapado debajo del banco trasero de su coche en el estacionamiento del campus de Seven Hills School's Hillsdale, dijeron las autoridades en una conferencia de prensa el jueves. Cuando Plush trepó al asiento trasero y buscó su equipo de tenis en el maletero, el asiento se volcó sobre él.

«Estoy atrapado dentro de mi camioneta Honda Odyssey dorada. En el ... estacionamiento de Seven Hills Hillsdale ... Envíe a los oficiales inmediatamente, estoy casi muerto», dijo en la llamada alrededor de las 3:16 p.m. Añadió también: «No puedo oírte ... Necesito ayuda, voy a morir aquí».

Sin embargo, un funcionario dijo durante la conferencia de prensa que «hubo algunos problemas en la línea» y no se pudo escuchar a Plush con claridad. La policía de Cincinnati y un alguacil del condado de Hamilton buscaron al adolescente en el área, pero no pudieron encontrarlo, dijeron las autoridades.

La familia rastreó la ubicación de Plush utilizando una aplicación en su teléfono. Luego contactaron a las autoridades y se dirigieron al estacionamiento donde encontraron al joven dentro «sin respirar».

La web Cincinnati.com ha publicado un vídeo con una simulación sobre cómo se pudo producir el incidente en el que el adolescente perdió la vida.

Kyle pudo usar la función Siri en su iPhone para pedir ayuda, pero no pudo ser salvado a tiempo. Murió de asfixia debido a la compresión del pecho.

Hace solo unos meses, Honda retiró 900.000 monovolúmenes Odyssey de los modelos 2011 a 2017 porque era posible que los asientos de la segunda fila se volcaran hacia adelante si no estaban correctamente anclados.

Pero en un comunicado después de la muerte de Kyle, Honda dijo que «no hubo retiradas relacionadas con los asientos que afectaron a la Honda Odyssey 2004».

En un comunicado, Honda dijo: «Nuestros corazones están con la familia de la víctima durante este momento difícil. Honda no tiene ninguna información específica para determinar definitivamente lo que ocurrió en este incidente».