La Guardia Civil de Tráfico detuvo en León a dos jóvenes como supuestos autores de un delito continuado contra la seguridad vial, ya que al parecer participaban en carreras ilegales de motos grabadas en vídeo mientras circulaban a 300 kilómetros por hora
La Guardia Civil de Tráfico detuvo en León a dos jóvenes como supuestos autores de un delito continuado contra la seguridad vial, ya que al parecer participaban en carreras ilegales de motos grabadas en vídeo mientras circulaban a 300 kilómetros por hora - ABC

La mitad de los conductores jóvenes que mueren lo hacen las noches del fin de semana

No obstante, el último estudio de Mapfre demuestra que los conductores jóvenes han reducido un 75% su siniestralidad vial en la última década

Actualizado:

Los conductores jóvenes, de entre 16 y 29 años, son el grupo de edad que más ha experimentado una reducción en el número de fallecidos por siniestralidad vial de los últimos 10 años, con una tasa de reducción de un 75% (al pasar de 1.500 al año a más de 400 en los últimos), cuando la tasa de reducción general en España se sitúa en un 56%, según un informe de la Fundación Mapfre sobre «Jóvenes y Seguridad Vial», que ha sido presentado este jueves, 28 de septiembre en Madrid. La tendencia se ha roto en los tres últimos ejercicios y en 2016 ha repuntado un 4%.

Tal y como señala esta investigación, elaborada con datos de la DGT y presentada por el director del área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación Mapfre, Jesús Monclús, los jóvenes de entre 15 y 24 años han reducido la tasa de siniestralidad vial en un 73%, mientras que los de 25 a 34 años han reducido este índice en un 77%, mientras que los conductores entre 35 y 44 años la han reducido un 60% y los de más de 65 años en un 24%.

Igualmente, el informe revela que en 2006 los jóvenes fallecidos entre 15 y 34 años representaban un 41 por ciento del total (1.700 víctimas mortales en esa franja de edad, mientras que diez años después ese porcentaje ha descendido hasta el 23% (421 fallecidos).

Según ha señalado Monclús, entre las causas de esta reducción se encuentran, la educación, la seguridad de los coches nuevos, las medidas puestas en marcha en los últimos años y una mayor percepción de los riesgos.

Por otro lado, el estudio pone de manifiesto que durante el año pasado un 50% de los jóvenes perdieron la vida durante la noche del fin de semana, y tres de cada cuatro fallecidos fueron hombres.

En otro orden de cosas, el 43% de los encuestados apoya la tasa cero de alcohol al volante, a pesar de que un 40% se ha montado con conductores que van bebhidos. Seis de cada diez defienden sanciones más duras por conducir borracho o bajo el efecto de las drogas, según un estudio de la Fundación Mapfre.

De hecho, la mayoría de jóvenes de 18 a 29 años ve necesario endurecer las sanciones por conducir bajo los efectos de drogas y alcohol (más del 90%) y usando el móvil (86%); tres de cada cuatro creen que hay que reducir el límite de alcoholemia permitido y más de la mitad opina que, incluso, a cero.

El estudio también destaca que están de acuerdo en que haya más castigos por no ponerse el cinturón de seguridad y sillitas infantiles (84 %) y por no cumplir las señales de velocidad (81 %).

El 70% se ven buenos conductores

El trabajo refleja que siete de cada diez jóvenes se consideran «buenos conductores» y que en su mayoría son conscientes de que entre los riesgos de accidente más frecuentes están el consumo de alcohol (lo destaca el 92 %) y drogas (87 %), así como superar la velocidad permitida (85 %), conducir cansado (74 %) y hablar por el móvil (70 %).

Coinciden además en la necesidad de disponer de tecnologías innovadoras de seguridad vial como el sistema que detecta que el conductor está bajo los efectos del alcohol (92 %) y cajas negras (90 %), así como limitadores de velocidad que impidan exceder los máximos establecidos (74 %).