Un árbol caído debido al fuerte temporal de lluvia y vientos huracanados en Moscú
Un árbol caído debido al fuerte temporal de lluvia y vientos huracanados en Moscú - EFE

Un ministro ruso propone multar a los meteorólogos que se equivoquen en su predicción

El responsable de Situaciones de Emergencia opina que «ya es hora de crear un sistema de responsabilidad económica»

Actualizado:

El ministro ruso de Situaciones de Emergencia, Vladímir Puchkov, ha propuesto este lunes sancionar con multas a los responsables de los servicios meteorológicos por pronósticos fallidos o no difundidos a tiempo, después de que un temporal costara la vida a 16 personas hace una semana en Moscú.

«Ya es hora de crear un sistema de responsabilidad económica para que las filiales locales de la Agencia Rusa de Meteorología respondan por pronósticos erróneos», dijo Puchkov en una reunión del ministerio.

El temporal de lluvia y vientos huracanados dejó el pasado lunes 16 muertos y más de 200 heridos, medio centenar de los cuales siguen ingresados en distintos hospitales de la capital rusa.

Rachas de viento de hasta 30 kilómetros por segundo arrancaron de cuajo casi 20.000 árboles y dejaron innumerables cristaleras rotas, además de miles de coches dañados por la caída de ramas de árboles.

Muchos ciudadanos y medios locales volcaron sus críticas precisamente contra el Ministerio de Situaciones de Emergencia, que no avisó a los moscovitas del temporal que se acercaba, como suele hacer mediante el envío de mensajes de texto a todos los teléfonos móviles registrados en la ciudad.