Reserva hidráulica de España a 9 de abril de 2018
Reserva hidráulica de España a 9 de abril de 2018 - LUIS CANO

El milagro que en dos meses ha llenado los embalses de España

Las reservas de agua han pasado del 42% a mediados febrero al 65% actual gracias a las abundantes lluvias

Actualizado:

Las abundantes lluvias de los últimos dos meses, especialmente en las últimas semanas, están mitigando los efectos de la sequía que arrastra España. El nivel de agua en los embalses está en el 65,3%, y ya supera al del año pasado en estas fechas, después de haber crecido 23,3 puntos desde mediados de febrero.

Según los últimos boletines hidrológicos del Ministerio de Medio Ambiente, los embalses de la Península contienen 36.618 hectómetros cúbicos, la mitad más que hace tan solo dos meses. El año pasado, a estas alturas del mes de abril, las reservas eran inferiores a las actuales, 33.313 hectómetros cúbicos.

WEB: <div class="flourish-embed" data-src="visualisation/25449"></div><script src="https://public.flourish.studio/resources/embed.js"></script>

AMP: <iframe src='https://public.flourish.studio/visualisation/25449/embed' frameborder='0' scrolling='no' style='width:100%;height:400px;'></iframe><div style='width:100%!;margin-top:4px!important;text-align:right!important;'><a class='flourish-credit' href='https://public.flourish.studio/visualisation/25449/?utm_source=embed&utm_campaign=visualisation/25449' target='_top' style='text-decoration:none!important'><img alt='Made with Flourish' src='https://public.flourish.studio/resources/made_with_flourish.svg' style='width:105px!important;height:16px!important;border:none!important;margin:0!important;'> </a></div>

Alto AMP: 400

Las continuas lluvias han obrado esta espectacular recuperación. En el conjunto del año hidrológico, que comenzó en octubre, el resultado es alentador. En los tres primeros meses llovió por debajo de los niveles normales, pero a partir de enero las precipitaciones han regado España por encima de lo habitual. Especialmente en marzo, con una media de 131,6 milímetros recogidos en los pluviómetros peninsulares, casi el triple que un marzo corriente (47,1 mm).

Lluvias abundantes

La precipitación acumulada supera los valores normales, en algunas zonas ampliamente. En el norte y noroeste, se han acumulado desde octubre 1.130 mm, cuando lo normal son 888 mm; y en la zona del Guadalquivir, 517 mm, cuando lo habitual serían 439 mm. Solo las zonas del Júcar y Segura están por debajo de los niveles de precipitación considerados climatológicamente normales.

El nivel de partida de los embalses era inusualmente bajo, acusado por una sequía de años. La lluvia comenzó a caer con cuentagotas a partir de 2014 y alcanzó el punto más dramático el año pasado, cuando España afrontó el verano con el menor nivel de agua embalsada desde 1995. Gracias a las últimas lluvias ya no hace falta remontarse tan atrás en el tiempo para encontrar reservas hídricas similares. Además, los acuíferos aún necesitarán tiempo para descargar las últimas lluvias en los embalses, que también deberán recibir el agua procedente del deshielo, que ya han producido algunas crecidas en ríos del norte.

Júcar y Segura

A pesar de la espectacular mejoría, sin embargo, los pantanos, al 65,3% de su capacidad, están todavía por debajo del nivel medio de los últimos diez años, el 70,2% a estas alturas del mes de abril. Y el reparto, en cualquier caso, no deja de ser desigual en la Península.

La pequeña cuenca interior del País Vasco lleva meses en el 100%; superan el 90% el Cantábrico oriental y el occidental, Galicia costa y la zona de Tinto, Odiel y Piedras; Miño-Sil supera el 80%, 30 puntos más que hace tan solo dos meses; las de mayor capacidad de España —Tajo, Guadiana, Guadalquivir, Ebro y Duero— están entre el 60 y el 76%; en el caso del Duero, considerada la zona cero de la sequía el pasado verano, está en 34 puntos más que hace dos meses. Las situaciones del Júcar (al 32%) y el Segura (al 26%), no obstante, siguen siendo especialmente preocupantes.

Las cuencas levantinas siguen sufriendo mucho. El embalse del Cenajo, en Murcia, el mayor de la cuenca del Segura, está al 22% a estas alturas de la primavera; y el embalse de Contreras, entre las provincias de Valencia y Cuenca, el segundo de mayor capacidad del Júcar, está al 14% de su capacidad. La situación del levante español se pretende aliviar con el siempre polémico trasvase Tajo-Segura, ya activado.

El Tajo, la cuenca como mayor capacidad de reserva de España, con un máximo de 11.012 hectómetros cúbicos, está en el 66% de su capacidad. Sus embalses de cabecera, Buendía y Entrepeñas, superaron el mínimo previsto para autorizar el trasvase al Segura, 400 hectómetros cúbicos, un nivel impensable en febrero, cuando apenas sumaban la mitad. El Gobierno ordenó a principios de abril, por primera vez en casi un año, la transferencia de 20 hectómetros cúbicos al mes durante los próximos tres meses, el máximo permitido con los niveles actuales, para alivio del levante y a pesar de las reticencias de los manchegos.

La previsión meteorológica apunta a que seguirán las lluvias hasta, al menos, el martes o miércoles de la próxima semana, cuando en el que el sol saldrá de forma generalizada en toda la Península.