Miguel Berrocal

Al menos nueve carreteras cortadas por la nieve

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha activado la prohibición de circular a camiones y vehículos articulados en varias comunidades

Actualizado:

La situación de las carreteras españolas ha recobrado casi la normalidad a primera hora de la tarde de este sábado, después de que las nevadas llegaran al mediodía a restringir el tráfico en 580 kilómetros de 32 tramos repartidos en 14 provincias, con la prohibición de que los camiones circularan en algunos momentos en la AP-6 en El Espinar (Segovia), la A-2 en Torija (Guadalajara) y la A-66 en La Cabeza de Béjar (Salamanca).

Este fin de semana hasta treinta y dos provincias se encuentran en aviso naranja o amarillo por riesgo de nevadas, fenómenos costeros, viento o lluvias y no se descarta que esta tarde-noche la situación se complique en las vías del interior sudeste peninsular (confluencia de Ciudad Real, Albacete, Murcia, Jaén, Granada y Almería).

Los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre el estado de las carreteras a las 15.00 horas, recogidos por Servimedia, indican que en ese momento había 30 tramos de carreteras afectadas por la nieve o el hielo, de los cuales nueve seguían cortados al tránsito de vehículos (nivel negro), en cinco era necesaria la utilización de cadenas o llevar neumáticos de invierno (rojo), en dos había restricciones a los camiones (amarillo) y en 14 la nieve en la calzada condicionaba el tráfico (verde).

Cortes en carreteras

Alrededor de 130 kilómetros de nueve carreteras se encontraban cerrados al tráfico. Tres tramos eran puertos de montaña situados en Granada (Sierra Nevada, con la A-395), Cantabria (Lunada, con la CA-643) y ávila (Peña Negra, con la AV-932).

Tampoco se podía circular en vías de Huesca (A-135 en Torla), Salamanca (DSA-180 en La Hoya y DSA-191 en Candelario), Barcelona (C-25 en Calldetenes), Cáceres (CC-102 en Hervás) y Navarra (NA-2011 en Larrau).

Por otro lado, cerca de 50 kilómetros repartidos en cinco carreteras tenían activado el nivel rojo (es decir, los coches pueden ir a 30 km/h y con cadenas o neumáticos de invierno y está prohibida la circulación de camiones, autobuses y vehículos articulados), concretamente en Asturias (puerto de Connio, con la AS-348) Granada (A-395 en Monachil), Teruel (A-1511 en Bronchales), Ávila (Cl-510 en Arevalillo) y Barcelona (C-25 en Sant Julià de Vilatorta).

Y con el nivel amarillo se encontraban alrededor de 60 kilómetros distribuidos en carreteras de Lleida (C-13 en Camarasa) y Ourense (OU-122 en Carballeda de Valdeorras).