Pesquerías

A menor calentamiento, más peces en los océanos

Alcanzando la meta de 1,5ºC, las capturas de peces aumentarían más de un 5% anual

A menor calentamiento, más peces en los océanos

A menor tasa de calentamiento global, más peces en los océanos. Esta es la relación directa que han encontrado los investigadores del programa de investigación océanica Nereus después de analizar y simular distintos escenarios de calentamiento y cambios en las pesquerías, por lo que concluyen que alcanzando la meta de no superar los 1,5ºC -la más ambiciosa recogida en el Acuerdo de París- las capturas potenciales de peces podrían aumentar en seis millones de toneladas al año. Un estudio anterior de la Universidad British Columbia (UBC), que también participa en esta investigación, muestra que actualmente las capturas de pescado en el mundo ascienden a 109 millones de toneladas.

Según detallan en Science, por cada disminución de un grado centígrado en el calentamiento global, las capturas de peces podrían aumentar en más de tres millones de toneladas por año. Thomas Frölicher, investigador principal del programa Nereus y científico del Instituto de Tecnología de Zürich, explica que «los cambios en las condiciones oceánicas que afectan al potencial de capturas, como la temperatura y la concentración de oxígeno, están fuertemente relacionados con el calentamiento atmosférico y, por lo tanto, también con las emisiones de carbono». Así, por cada tonelada de CO2 emitida a la atmósfera, el potencial máximo de captura disminuye en una cantidad significativa.

Los autores del estudio compararon el escenario de calentamiento de 1.5°C del Acuerdo de París con los 3.5°C de calentamiento al que llegaríamos con las promesas de recorte de emisiones que están actualmente sobre la mesa, y utilizaron modelos informáticos para simular cambios en las pesquerías mundiales y cuantificar pérdidas o ganancias. Debido a la migración de peces hacia aguas más frías, el cambio climático también causaría más rotación de especies, alterando la composición de las especies dentro de las poblaciones. Esto tendría impactos en los pescadores y dificultaría la gestión de las pesquerías, advierte la investigación.

Las regiones tropicales se benefician

Ciertas regiones son más sensibles a los cambios de temperatura y obtendrán beneficios sustancialmente mayores con respecto a la consecución del Acuerdo de París. Así, el área indopacífica vería un aumento del 40% en las capturas pesqueras con 1,5°C de calentamiento frente a 3,5°C. En el otro lado, la región del Ártico tendría una mayor afluencia de peces bajo un escenario de alto calentamiento (3,5ºC), pero esto resultaría en mayores pérdidas de hielo marino y más presiones para expandir las pesquerías en la región.

«Los beneficios para las áreas tropicales, que son muy vulnerables, son una de las razones principales por las que la meta de 1,5ºC es importante», afirma William Cheung, autor principal del trabajo y profesor en el Instituto para los Océanos y las Pesquerías de la UBC. «Los países de estas regiones sensibles dependen en gran medida de la pesca para su alimentación y subsistencia, pero todos los países se verán afectados, ya que la cadena de suministro de productos pesqueros está altamente globalizada», matiza.

Toda la actualidad en portada

comentarios