En el último concierto de Ricky Martin en Madrid, 105 personas conformaron el dispositivo de seguridad
En el último concierto de Ricky Martin en Madrid, 105 personas conformaron el dispositivo de seguridad - EFE

Así son las medidas de seguridad de un concierto en España

Productoras como Live Nation y la dirección de recintos como el WiZink Center de Madrid lanzan un mensaje de tranquilidad y ponen en valor las medidas de protección ya establecidas, mientras siguen de cerca lo sucedido en Mánchester

MadridActualizado:

El atentando terrorista perpetrado la madrugada de este lunes en el Mánchester Arena contra los asistentes a un concierto de Ariana Grande, y que se ha cobrado la vida de 22 personas tras dejar heridas a otras 59, ha puesto el foco sobre la seguridad que rodean a este tipo de acontecimientos. Desde una de las compañías líder en la organización de eventos en directo, Live Nation Entertainment, y la dirección de recintos como el WiZink Center de Madrid (antiguo Palacio de los Deportes) han lanzado un mensaje de tranquilidad. «Detrás de cada evento, hay todo un mundo desde el punto de vista técnico y de seguridad», ha apuntado el director del WiZink Center de Madrid, Manuel Saucedo.

Precisamente, fuentes de Live Nation que anualmente produce más de 20.000 espectáculos en todo el mundo, han destacado a ABC que cumplen con la normativa vigente -«tal y como siempre hemos hecho»- y que si no se cumple la ley «no hay permiso, no hay evento». Precisamente, tras lo sucedido en Mánchester, las filiales de esta productora en todo el mundo se han puesto a trabajar con la intención de analizar lo sucedido en la localidad británica y la conveniencia o no de introducir medidas adicionales. «No es un problema indoor, sino de terrorismo», han apuntado desde la compañía.

En este sentido, han recordado el rol relevante de los cuerpos de seguridad del Estado y de las administraciones públicas: «Siempre hay coordinación entre todos los actores, y efectivos policiales ya había antiguamente para evitar peleas, robos o para organizar el tráfico», han apuntado desde la firma.

Por este motivo, han recordado que desde los atentados de París del 15 de noviembre de 2015 contra diferentes localizaciones de la capital francesa como la Sala Bataclán «todos los conciertos cuentan con un seguro contra ataques antiterroristas». Además, han añadido estas fuentes, que desde hace tiempo también se realizan cacheos o se establecen varios cordones de seguridad entorno a conciertos o festivales. Así como planes específicos de seguridad para cada evento.

«Atención prioritaria a la seguridad»

Desde recintos como el WiZink Center de Madrid (antiguo Palacio de los Deportes), que acoge desde conciertos como el de Ricky Martin del pasado martes a los partidos oficiales del Real Madrid de Baloncesto, su director y máximo responsable Manuel Saucedo ha reconocido que está «muy atento a las investigaciones de la Policía en Mánchester» para analizar lo sucedido y ver si hay que tomar medidas adicionales.

Saucedo ha asegurado que lleva mucho tiempo otorgando «una atención prioritaria a la seguridad». En este sentido, ha mencionado la influencia de la tragedia del Madrid Arena en la mejora de los sistemas de seguridad y afirmado que «quien venga a visitarnos puede sentirse seguro». Al respecto, ha destacado que desde hace dos meses a los menores se les pone una pulsera identificativa con su nombre y el número de contacto de un adulto.

Preguntado por las medidas que adopta el Wizink Center de Madrid, su máximo responsable, ha apuntado que existe un plan de autoprotección y evacuación del edificio así como específicos para cada evento «dependiendo del perfil del público o de la situación de alerta general del país, entre otros factores». Además, ha añadido, «cada tres meses se prueban todas las medidas de seguridad, se realizan simulacros y todos los vigilantes están adiestrados para actuar ante cualquier tipo de incidencia».

200 cámaras de seguridad

Al respecto, comenta que el Wizink Center de Madrid cuenta con unas 200 cámaras de seguridad en todo el recinto, y que durante los eventos, el personal de seguridad patrulla por vestíbulos o pistas. Al margen de lo anterior, ha añadido esta fuente, desde hace dos años todo el público es cacheado «y las más de 500 personas que pueden llegar a trabajar en este tipo de eventos pasa por un detector de metales, así como todo su material».

Sin embargo, la planificación comienza la semana anterior cuando ante la Policía Municipal se presenta el plan de seguridad, en una reunión en la que también están presentes el promotor y los bomberos, para que todos tengan conocimiento del mismo. «Dos horas y media antes del concierto, hay otra reunión para recordar el plan de seguridad, ya que adaptamos los dispositivos a cada tipología de eventos», ha apuntado el director del antiguo Palacio de los Deportes.

Por ejemplo, durante la actuación del pasado martes de Ricky Martin se contó con 105 personas «entre vigilantes y auxiliares de seguridad coordinados con la Policía Nacional y Municipal», para un público de menos de 10.000 espectadores. Una media de un efectivo de seguridad por cada 100 espectadores, «un ratio muy grande», apunta nuestro interlocutor quien estima en ocho minutos el tiempo que se tardaría en evacuar a los 16.500 espectadores que puede llegar a acoger el Wizink Center de Madrid.