Vídeo: El letrado de 'La Manada' dice que hay "falsedades" - Efe

Uno de los abogados de «La Manada»: «Pueden parecer imbéciles pero no hubo agresión sexual»

Agustín Martínez Becerra ha negado los cargos sustentados en unas pruebas «viciadas de origen» y que buscan «una cacería»

PamplonaActualizado:

El abogado Agustín Martínez Becerra, defensor de tres de los cinco acusados de una presunta violación en grupo en los sanfermines de 2016 a una joven madrileña, ha asegurado este martes, durante la lectura de sus conclusiones, que sus defendidos «no son modelo de nada» y que pueden parecer «imbéciles, patanes, infantiloides, simples y primarios, pero son buenos hijos y quieren a su familia». «Su imagen ha sido vilipendiada sin que hayan agredido sexualmente a nadie. No deben estar ni un día más en prisión», ha señalado.

La suya ha sido la primera intervención de la última sesión del juicio, y en ella ha repetido las declaraciones de la propia denunciante en las que admitió que por su comportamiento los acusados pudieron entender «que sí o que no» había consentido las relaciones sexuales.

El abogado ha negado los cargos sustentados en unas pruebas «viciadas de origen». En su opinión, todas las pruebas presentadas «parten de la culpabilidad para llegar a la conclusión de que son culpables». Ha negado además que sus clientes sean autores de alguno de los vídeos grabados, ya que estaban en los móviles de los otros dos imputados, un militar y un guardia civil, y también cualquier relación con el robo del móvil de la chica que reconoció este último el primer día de juicio.

Martínez Becerra ha pedido al tribunal que no se deje influenciar por la presión social. De acuerdo con el abogado defensor, «el 7 de julio se desató una tormenta perfecta» y sus defendidos «se encontraron en el centro».

Respecto al estrés postraumático que alega la acusación, el abogado defensor de tres de los sevillanos acusados se ha preguntado si cabría vincular ese estrés a una agresión sexual o también a «una experiencia sexual mantenida no suficientemente satisfecha de la que posteriormente se arrepintiera».

La intervención de Martínez Becerra ha durado una hora y 50 minutos. Tras el receso, le ha llegado el turno a Jesús Pérez, abogado del guardia civil. Durante hora y media, el letrado ha defendido la inocencia de su cliente alegando que la víctima denunció porque quería recuperar los vídeos. Sí que ha admitido que su defendido robo el móvil a la joven, pero que se trató de un hurto porque no hubo violencia.

Tras la intervención del abogado del militar, los acusados tendrán derecho a la última palabra, aunque aún no se sabe si lo ejercerán.