EPA
África

Una manada de leones devora a un supuesto cazador furtivo en Sudáfrica

Los oficiales encontraron un rifle cargado junto al cuerpo en una reserva natural a las afueras del Parque Nacional Kruger.

Corresponsal en JohannesburgoActualizado:

Un hombre fue devorado por una manada de leones cerca del famoso Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, según confirmó la policía el lunes. Los restos fueron encontrados el viernes cerca de Hoedspruit, en la provincia de Limpopo, al norte del país. La policía local, en colaboración con el Departamento de Interior, están tratando de identificar a la víctima, de quien sospechan era un cazador furtivo debido a que encontraron un rifle y munición en un arbusto cercano a los restos mortales.

«Parece que la víctima estaba cazando furtivamente en la reserva natural cuando fue atacado y asesinado por leones. Éstos devoraron su cuerpo, casi todo, y simplemente abandonaron su cabeza y algunos restos», dijo a la agencia de noticias AFP el portavoz de la policía de Limpopo, Moatshe Ngoepe. En un primer momento se sospechó que podía tratarse de un granjero que había desaparecido en la zona.

La caza furtiva de leones ha ido en aumento en la provincia de Limpopo en los últimos años. En enero de 2017, tres leones fueron encontrados envenenados y encontraron sus patas y cabezas cortadas en la misma provincia. Dichas partes del cuerpo se usan en la medicina tradicional de algunos países orientales, en los que se utilizan con fines terapéuticos.

Otro blanco de los cazadores furtivos en el sur de África son los rinocerontes, debido a la creciente demanda de cuerno de este mamífero en países como China o Vietnam. La fundación benéfica «Wild Born Foundation» asevera que los huesos de león y otras partes del cuerpo son cada vez más codiciados en el sudeste asiático, donde se usan como sustitutos de los huesos de tigre. La cultura china cree que el tigre tiene cualidades curativas únicas que pueden ayudar a tratar enfermedades graves, crónicas y reponer la energía del cuerpo.