Manuel Lebrón
Manuel Lebrón - EFE

El maltratador y secuestrador de Sevilla tenía una sentencia en firme: ¿por qué no estaba entre rejas?

Pesaba sobre él una sentencia condenatoria. «Es un caso excepcional y su entrada en prisión era inminente», aseguran fuentes jurídicas a ABC

Actualizado:

Sobre Manuel Lebrón pesa una sentencia condenatoria en firme del Juzgado de lo Penal número 6 de Sevilla, ratificada por la Audiencia Provincial el pasado octubre, confirmaron a ABC fuentes jurídicas conocedoras del caso. Fue condenado a dos años y diez meses de cárcel por dos delitos, uno de maltrato habitual y otro de maltrato en el ámbito familiar en presencia de menores. Este expolicía local sevillano tenía también una orden de alejamiento de su exmujer, Sonia Barea, vigente hasta septiembre 2022. Sonia se mudó a Granada para estar lejos de su agresor, quien tampoco puede visitar ni residir en la localidad de Alcalá de Guadaíra por una orden de destierro cursada después de agredir a otro policía local, motivo por el que fue expulsado del cuerpo.

Sonia Barea, maltratada durante todo su matrimonio, vive recluida en una casa de acogida
Sonia Barea, maltratada durante todo su matrimonio, vive recluida en una casa de acogida- EFE

La pregunta es obvia: ¿cómo puede estar libre un maltratador condenado por vejaciones diarias a su mujer durante años»? Las mismas fuentes aclaran a este periódico que el ingreso en cárcel estaba al caer, pero la defensa de Lebrón había conseguido demorarlo presentando un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, por un lado, para reclamar la suspensión de la ejecución de la pena, y con otra petición al Juzgado de Sevilla para el traslado de la suspensión de la pena, que este órgano rechazó.

«La sentencia está en plazo, se halla en el último trámite para poder ejecutarse de manera inminente», dicen estas fuentes. Se trata de un «caso excepcional», alegan. En 2016, el 69,5% de las sentencias a denunciados por maltrato fueron condenatorias, informan fuentes del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.