«Cambios en la tendencia sexual es probablemente una mala traducción de "changes in sex drive" que significaría más bien cambios en el impulso sexual», reconocen desde la Agencia Española del Medicamento, que va a revisar el texto del prospecto porque «puede dar lugar a equívocos»
«Cambios en la tendencia sexual es probablemente una mala traducción de "changes in sex drive" que significaría más bien cambios en el impulso sexual», reconocen desde la Agencia Española del Medicamento, que va a revisar el texto del prospecto porque «puede dar lugar a equívocos» - FOTOS CEDIDAS A ABC

La mala traducción en un prospecto pone en pie de guerra al colectivo transexual

La Agencia Española del Medicamento responde a la denuncia formulada por la diputada del PSOE de la Asamblea de Madrid y activista del movimiento LGTB Carla Antonelli sobre el metilfenidato, prescrito para tratar el TDAH en los niños

El fármaco provoca «cambios en la tendencia sexual» cuando lo que origina es «cambios en el impulso sexual»

MadridActualizado:

La voz de alarma la dio Carla Antonelli, conocida actriz, diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid y activista del colectivo transexual dentro del movimiento LGTB (Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales). Antonelli hizo circular a través de su cuenta personal en la red Twitter su «indignación» al tener conocimiento de que en un prospecto de un fármaco prescrito para tratar el TDAH en niños y adolescentes se puede leer, como uno de sus efectos pocas veces ocasionado o «raros», que provoca «cambios en la tendencia sexual».

Como se ve en las imágenes del prospecto que acompañan esta información, además de estos cambios, el principio activo también origina en muy contadas ocasiones «la sensación de desorientación» de quien ingiera el medicamento o «la dilatación de las pupilas», «la sudoración excesiva» y «la hinchazón del pecho en los hombres», entre otras consecuencias secundarias.

El metilfenidato, disponible en España con los nombres comerciales de Rubifén, Concerta y Medikinet, como recoge la propia Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), se prescribe como medicamento autorizado como parte del tratamiento integral para el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en niños mayores de 6 años y adolescentes, «cuando otras medidas son insuficientes». El Ministerio de Sanidad, a través del departamento de medicamentos de uso humano de la AEMPS -la autoridad competente-, señaló que el medicamento está autorizado en toda Europa, como rige en la Agencia Europea pertinente, la EMEA. Reconoce expresamente que «cambios en la tendencia sexual» es «con probabilidad una mala traducción de "changes in sex drive" que sería, más bien, cambios en el impulso sexual».

La Agencia Española del Medicamento reconoce a este periódico que está presta a «revisar el texto porque, efectivamente, puede dar lugar a equívocos».

¿Qué es el TDAH?

El TDAH es un trastorno del comportamiento en el que el niño muestra una dificultad permanente para concentrarse y comportamiento impulsivo e hiperactivo que provoca problemas en el ámbito emocional, psicológico, educativo y/o social.

Como indican las condiciones de uso actualizadas para estos medicamentos, el diagnóstico del TDAH siempre debe ser realizado por un especialista con experiencia en este tipo de alteraciones. El Comité de Seguridad de Medicamentos de Uso Humano de la AEMPS y el comité de expertos en evaluación de medicamentos de la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA) «evaluaron» en el año 2009 los «efectos adversos asociados al uso de metilfenidato», asumiendo entonces que existía «cierta preocupación sobre las posibles alteraciones cardiovasculares y psiquiátricas, así como posibles efectos del tratamiento a largo plazo como alteraciones del crecimiento y de la maduración sexual».

La EMEA y la AEMPS indicaron que después de revisar toda la información disponible, las conclusiones de la evaluación estribaron en que «el metilfenidato sigue siendo un medicamento útil en el tratamiento del TDAH en las indicaciones y condiciones de uso autorizadas» y -lo que resulta más relevante a la postre- que «los beneficios esperados del medicamento superan los riesgos potenciales del mismo».

Prospecto de Rubifen, uno de los nombres con los que se comercializa el metilfenidato hidrocloruro
Prospecto de Rubifen, uno de los nombres con los que se comercializa el metilfenidato hidrocloruro