Ruth Ortiz, madre de los niños que fueron asesisnados por su padre, José Bretón
Ruth Ortiz, madre de los niños que fueron asesisnados por su padre, José Bretón - ABC

Las madres de hijos asesinados por sus padres serán víctimas de Violencia de Género

El PSOE consigue el apoyo de los grupos para incluir un voto particular en el Pacto que se debatirá el jueves en el Congreso

MadridActualizado:

El Pacto contra la Violencia de Género, que se aprobará el próximo jueves en el Pleno del Congreso, incluirá nuevas medidas, que los grupos políticos están negociando durante estos días. El informe, que ya aprobó la Subcomisión y la Comisión de Igualdad, podría sufrir algunos rectoques de última hora.

La primera medida sobre la que ya hay un consenso unánime, según han asegurado a ABC fuentes parlamentarias, es la propuesta del PSOE de que se extienda la condición de víctima de la violencia de género a las mujeres cuyos hijos han sido asesinados por sus parejas o exparejas.

El respaldo al voto particular redactado por el Grupo Socialista se ha cerrado y firmado esta mañana y en el texto acordado, al que ha tenido acceso ABC, se pide la aplicación de los derechos y prestaciones de la Ley Orgánica 1/2004 a los casos de violencia «por interpósita persona».

La justificación para esta propuesta es que «de las 44 menores asesinados en la última década por violencia de género, 26 lo fueron durante el régimen de visitas o en el periodo de la custodia compartida correspondiente al padre».

Violencia previa

A juicio de los socialistas, «la violencia machista contra las mujeres cobra múltiples formas y, además, se desplaza hacia todo aquellos a lo que la mujer está apegada. Particularmente preocupante son los casos en que el violento transforma en objetos, para continuar el maltrato y la violencia, a los hijos de las víctimas».

En el voto particular se recuerda que «las madres cuyos hijos e hijas han sido asesinadas, en el marco de esa violencia, por sus parejas y exparejas, no son consideradas legalmente víctimas directas de la violencia de género, a pesar de que, en la mayoría de los casos analizados durante la última década, la violencia mortal sobre los hijos fue el final de una violencia previa sobre la madre».

Por ello, «dado que es a la mujer a la que se le quiere dañar y que se ha hecho daño de facto cuando se producen estos asesinatos, es preciso que los apoyos psicosociales y derechos laborales, las prestaciones de la Seguridad Social, así como los derechos económicos recogidos en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género sean de aplicación en casos de violencia "por interpósita persona"».