EPA

La ley de vientres de alquiler abre el camino al voto en conciencia del PP

El Congreso deja pendiente para septiembre el debate y aprobación de la Ley LGTB y la de muerte digna

MadridActualizado:

El Congreso finalizó su actividad plenaria el pasado miércoles, hasta el próximo mes de septiembre, aunque la actividad continúa en las comisiones parlamentarias. Sin embargo, para el próximo periodo de sesiones han quedado pendientes tres grandes debates sociales en el Pleno, que pueden alumbrar leyes tan polémicas como la que regula los derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida, más conocida como muerte digna; o la que afecta al colectivo LGTB (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales). Además, las diferentes sensibilidades que existen dentro del PP sobre la gestación subrogada pueden verse reflejadas en un hecho insólito en la Cámara, que se permita el voto en conciencia. Los populares dan por hecho que el Comité Ejecutivo autorizará esta medida, que se incorporó a los estatutos en el último Congreso Nacional.

A día de hoy, solo un Proyecto de Ley, el de muerte digna, ha sido tomado en consideración en el Pleno, y se encuentra ya en fase de enmiendas. Los otros dos han sido registrados como Proyecto de Ley, y están pendientes de ser debatidos y aprobados para que puedan iniciar su trámite parlamentario.

Ley de Muerte Digna

El Pleno del Congreso aprobó el 28 de marzo con los votos a favor de PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, Compromís y UPN la toma en consideración del Proyecto de Ley de Ciudadanos para regular los derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de la vida. El plazo para la presentación de enmiendas finaliza la primera semana de septiembre, que se podría prolongar si así lo solicitan los grupos. Ciudadanos espera que pueda ser aprobada a final de diciembre.

El proyecto de la formación de Rivera hace hincapié en los cuidados paliativos, y nunca en la eutanasia ni en el suicidio asistido. Su objetivo es garantizar estos cuidados en todo el territorio nacional, y respetar la voluntad del paciente, de sus familiares o representantes a rechazar tratamientos o ser objeto de intervenciones que prolonguen su vida sin esperanza de curación.

El PP apoyará el texto «casi seguro», según confirmó a ABC el diputado y vicesecretario de Política Social del PP, Javier Maroto, y presentará enmiendas. Quiere que quede claro que están de acuerdo con los cuidados paliativos siempre y cuando la muerte sea irreversible y una vez iniciado el proceso final de la vida. Además, insisten en que no debe «de haber duda de que es el médico el que tiene que decidir el tratamiento más adecuado. Y respetar la voluntad del paciente». Podemos presentó una enmienda a la totalidad y fue rechazada porque presentan como alternativa la eutanasia. Ahora confían en que el PSOE presente una iniciativa para regular la eutanasia, como así lo anunció Pedro Sánchez.

Ciudadanos, según señaló el portavoz de Sanidad Francisco Igea, va a presentar varias autoenmiendas para reforzar la vertiente sociosanitaria de la norma, en lo que afecta a los permisos laborales de los acompañantes o la posibilidad de que haya voluntarios. Son conscientes de que puede haber debate en las competencias autonómicas y están dispuestos a negociar las enmiendas, pero sin cambiar demasiado la ley.

El PSOE, indicó su portavoz de Sanidad, Jesús María Fernández, presentará enmiendas para acerca el texto a su Proposición no de Ley. «Queremos una ley básica de derechos y no entrar en tanta concreción de los derechos, como detalla la de Ciudadanos, ya que hay cosas que corresponden a las comunidades autónomas. Apostamos más por una ley básica que no invada competencias».

Gestación Subrogada

La gestación subrogada es uno de los temas sociales más polémicos de los que han entrado en la Cámara. El primero en dar el paso ha sido Ciudadanos, al registrar el pasado día 4 de mayo su Proposición de Ley. Esta formación quiere llevarla al Pleno para su toma en consideración en la primera sesión en la que tengan cupo y así poder iniciar su tramitación parlamentaria.

El futuro de esta ley está pendiente de una decisión inédita, en manos del Partido Popular, como es la aplicación de uno de los puntos incorporado a su estatutos en el último Congreso Nacional, como es la posibilidad de permitir el voto en conciencia de sus diputados sobre temas éticos no contemplados en su programa electoral. Las fuentes consultadas por ABC dan por hecho que el Comité Ejecutivo lo autorizará, siempre y cuando el texto final que se someta a votación tenga en cuenta el carácter altruista de la gestación subrogada y no suponga la «mercantilización» del vientre de la mujer.

Pero la ley que propone Ciudadanos va en la línea de lo que podría apoyar el PP: limita la condición de gestante a mujeres que hayan cumplido los 25 años; que hayan sido madres con anterioridad; españolas o residentes legales en España; y tengan una situación socioeconómica estable. Una mujer solo podría ser gestante por subrogación en un máximo de dos ocasiones. El proyecto recoge multas de hasta 1.000 euros para las infracciones leves; de hasta 10.000 para las graves; y de hasta un millón de euros para las muy graves, entre las que se incluyen los pagos a la gestante (salvo los que tengan que ver con los gastos derivados de su embarazo y del parto).

El diputado Javier Maroto subraya que todavía no van a posicionarse sobre algo que «se ha presentado en rueda de prensa» y que requiere un «debate en profundidad». No descarta el «voto en conciencia» y presentarán enmiendas.

Podemos tiene claro que votará no a la toma en consideración, ya que apuestan por la eutanasia. De hecho, presentaron una enmienda a la totalidad planteando la eutanasia, y fue rechazada. Las fuentes consultadas afirman que esperarán a que el PSOE presente su ley. Los socialistas, tras la elección de Pedro Sánchez, radicalizaron la posición que habían venido manteniendo en contra de la eutanasia.

Máximo consenso

La ley que más consenso puede reunir a la hora de aprobarse es la de Igualdad de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales. La Proposición de Ley la resgistró Podemos el pasado 4 de mayo y la llevarán al primer Pleno en el que tengan cupo. Realmente la ley fue presentada por la Federación LGTB en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados y todos los grupos lo aceptaron. Como la Federación no puede tramitarla, Podemos la presentó.

El ejemplo del consenso que reúne esta iniciativa se materializó en el Día del Orgullo. La participación en el manifiesto estaba condicionada a que los grupos políticos se comprometieran a votar sí en la toma en consideración y a no vetarla. El Partido Popular, recuerda Maroto, aprobó en sus estatutos el respaldo a la igualdad, la libertad y la diversidad. «Los aspectos generales de la ley nos gustan, aunque hay que entrar en los detalles en profundidad y ver las enmiendas que se pueden presentar».

Desde Ciudadanos, Patricia Reyes,señala que todavía tienen que debatir en el seno del grupo las enmiendas que se van a presentar. Pero adelanta que hay «aspectos jurídicos» que hay que mejorar y que la noma tiene que asegurar que los derechos de estos colectivos estén garantizados. «Hay cosas manifiestamente mejorables», insiste.