Vídeo: Los miembros de la manada declaran - ATLAS

El guardia civil de «La Manada» reconoce como «un fallo» haber robado el móvil de la joven

Los cinco acusados de la supuesta violación grupal han declarado que los hechos fueron consentidos

PamplonaActualizado:

Los cinco acusados de la supuesta violación grupal en los Sanfermines han coincidido este miércoles en declarar que los hechos fueron consentidos, aunque no hacía falta decirlo expresamente, según ha afirmado el abogado de la joven denunciante, Carlos Bacaicoa, quien ha señalado que los acusados «mienten como bellacos».

La declaración del último acusado en el juicio ha finalizado esta tarde poco antes de las ocho, con lo que se ha concluido la octava sesión de la vista oral en la que han declarado los cinco acusados.

«Han afirmado que las relaciones fueron consentidas y que no hacía falta decir nada», ha asegurado Carlos Bacaicoa, abogado de la joven denunciante, en declaraciones a los periodistas al finalizar la jornada.

El guardia civil procesado por la violación en grupo en Sanfermines de 2016 ha declarado que robó el móvil de la denunciante «por avaricia», que fue «un fallo» y, según los abogados de la denunciante, lo tiró tras ser identificado en la plaza de toros de Pamplona y antes de ser detenido junto a los otros cuatro acusados.

Carlos Bacaicoa ha explicado que en términos generales han expuesto la misma versión que han venido señalando en la fase de instrucción y ha afirmado que antes de llegar a este momento de la vista oral los acusados sí habían incurrido en «contradicciones».

Otro de los acusados que grabó un vídeo de los hechos y posteriormente lo borró ha asegurado que tiene por costumbre grabar vídeos y luego borrarlos. «Él dice que lo borró inmediatamente, pero supongo que lo borraría cuando a lo mejor los identificaron o los iban a detener», ha explicado Miguel Ángel Morán, otro de los abogados de la joven denunciante.

José Ángel Prenda ha sido el primero de los cinco acusados que se ha sentado hoy a declarar en el juicio por la presunta violación grupal de una joven durante los Sanfermines de 2016. Su versión es que la relación sexual fue consentida, aunque ha reconocido que ese consentimiento no se produjo de palabra.

El abogado Agustín Martínez Becerra, que defiende a tres de los cinco acusados, entre ellos al que ha declarado ya, ha señalado, no obstante, que hay otras formas de consentir, respecto a esa falta de consentimiento de palabra admitido por su defendido y puesto de manifiesto por la acusación.

Martínez Becerra, que ha dicho que sus clientes están «tensos» porque se juegan 25 años de cárcel, ha calificado de «puntilloso» el interrogatorio de la fiscal, una concreción que puede ser la causa, ha ironizado, de la actitud del resto de acusaciones. Según ha añadido, su defendido ha respondido al interrogatorio «con educación y respeto», aunque, al igual que tienen previsto hacer el resto de acusados, se ha negado a responder a las acusaciones populares ejercidas por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona. Después se sentarán por orden Ángel Boza, Jesús Escudero, el ex agente de la Guardia Civil y el ex militar.

Hoy es uno de los días claves en el juicio por la presunta violación grupal. Los cinco acusados, uno a uno, responderán a las preguntas de todas las partes excepto a las de la acusación popular. Los dos abogados de la acusación popular tampoco está tomando un papel muy activo durante el juicio, por lo que tampoco estaba previsto que realizaran demasiadas preguntas. «El juicio se está convirtiendo en un mano a mano entre la fiscal y Agustín Martínez Becerra (el abogado de tres de los jóvenes)», aseguró uno de los participantes en el juicio días atrás.

El abogado de la acusación particular, Carlos Bacaicoa, ha afirmado a la entrada de la Audiencia de Navarra ante un aluvión de cámaras y micrófonos que «trataremos de incidir en sus puntos débiles».

Dado que los acusados van a responder a casi todas las partes y que la parte acusatoria hará abundantes preguntas en busca de contradicciones, hoy se prevé una jornada intensa que se podría prolongar hasta la tarde.

Ayer martes, la séptima sesión del juicio sirvió para analizar con las partes el contenido de todo el material, siete vídeos en total con una duración global de 96 segundos, además de dos fotografías.

Habrá juicio más mediático del año en España hasta el próximo martes 28. El tribunal ha decidido que el jueves, tras la declaración de los testigos de la defensa, se suspenderá el juicio hasta el lunes 27 para que las partes tengan tres días para preparar las conclusiones finales.

El aplazamiento fue solicitado por todas las partes. Los abogados de la acusación solicitaron hacer las conclusiones en una sola jornada y el lunes para no dar ventaja a los defensores de los acusados. Los abogados de los cinco sevillanos pidieron hacer las conclusiones en dos jornadas para tener tiempo de explayarse. «Demostraremos una por una todas las pruebas que hemos presentado y se podrá ver que todas tienen sentido», afirmó el abogado de tres de los jóvenes, Agustín Martínez Becerra.

Finalmente se impuso la tesis de los abogados defensores y el lunes presentarán sus conclusiones las partes acusadoras mientras que el martes 28 será el turno de los defensores de los acusados.