Sociedad

Un juez obliga al INSS a reestablecer su pensión a un camionero con agorafobia

La Seguridad Social le retiró la pensión por considerar que el paciente había mejorado sus patalogías al estar tomando media pastilla menos de la que le prescribieron

Paro organizado por los camioneros
Paro organizado por los camioneros - Julián De Domingo
VICTORIA D. PEREIRA Madrid - Actualizado: Guardado en: Sociedad

El Juzgado de lo Social número 31 de Barcelona ha condenado al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) a devolver la pensión a un camionero con trastornos psiquiátricos al que se le había concedido la invalidez permanente en grado de total para su profesión en 2014.

Por aquel entonces (2014), M.D.V, camionero de profesión, sufría diversas patologías que le hacían difícil el trabajar con un mínimo de continuidad y eficacia, como uno trastorno esquizotípico de la personalidad o el trastorno de ansiedad generalizada con agorafobia. La sentencia razonaba la incapacidad laboral para su profesión habitual, además de por la constatación de las patologías, «por la pauta farmacológica que debía seguir el paciente y el riesgo que comportan los efectos secundarios de la medicación para la conducción de un vehículo de esas dimensiones».

Pero en 2016 en INSS inicia un expediente de revisión, dictando resolución el 31/08/2016 donde se declara al demandante «no afecto por incapacidad permanente por mejoría de sus lesiones» ya que en la actualidad se ha reducido en medio comprimido la dosis de uno de los cuatro fármacos que le fueron pautados en 2014.

Si bien es cierto este dato, su situación, lejos de ser la misma que hace dos años, se ha agravado ya que incluso necesita ir acompañado cuando sale del barrio donde reside a causa del trastorno de agorafobia. En este sentido, su señoría es contundente y hace especial relevancia en los efectos de los fármacos que el paciente ha de tomar, haciendo incapié en que «En tiempos en los que desde las administraciones competentes en materia de tráfico se ha promovido la concienciación sobre los riesgos de conducir bajo los efectos de determinados medicamentos». Por ello, condena al INSS a abonarle una pensión vitalicia.

Alejandro Rusiñol, responsable del centro médico jurídico Tribunal Médico que ha representado al paciente, aconseja a las personas que se encuentran ante resoluciones de la Seguridad Social que lesionan sus intereses que «no deben tirar la toalla, pues de esta sentencia y muchas otras se desprende que los tribunales escuchan a los ciudadanos sin importar que el condenado sea el Estado»

Toda la actualidad en portada

comentarios