La obesidad, uno de los factores de riesgo - EFE

Los infartos, la diabetes y la osteoporosis, entre las enfermedades que más afectan al bienestar de los españoles

Solo mejorando la dieta y haciendo más ejercicio, en España se podrían ahorrar más de 16.000 millones anuales por su menor incidencia

Actualizado:

Si los españoles cuidaran más su alimentación, realizaran más ejercicio y dejaran de consumir alcohol y tabaco, España podría ahorrar más de 16.000 millones de euros al año solo por el impacto que se evitaría en la enfermedad isquémica del corazón (EIC), la diabetes tipo 2 y la osteoporosis.

Estas enfermedades son tres de las principales causas de pérdida de salud y calidad de vida en España y la Unión Europea, y las tres tienen algo más en común: hay un amplio porcentaje de casos que son prevenibles con un estilo de vida saludable, según el informe «Coste de la enfermedad potencialmente prevenible con cambios de estilo de vida» que han presentado este martes la fundación Mapfre y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

La forma que han tenido estos expertos de analizar el coste de vida por padecer estas enfermedades es la «carga de enfermedad», que se calcula sumando los años que pierde un paciente al morir antes de la media de los españoles y el tiempo que vive lastrando las consecuencias de su enfermedad, ya sea en forma de discapacidad o mala salud.

Según estos parámetros, es la Enfermedad Isquémica del Corazón, que deriva en la mayoría de los casos en angina de pecho o infarto de miocardio, la que mayor tasas de mortalidad presenta de las tres estudiadas y por tanto, la de mayor carga de enfermedad, especialmente en hombres. No suele ser discapacitante, pero afecta a personas más jóvenes y se incrementa el sumatorio de años de vida perdidos.

Con la diabetes o la osteoporosis ocurre lo contrario, la carga de enfermedad aumenta por los años convividos junto a las consecuencias de la enfermedad. En estas dos enfermedades, los años de vida perdidos por discapacidad ascienden a los 400 por 100 mil habitantes.

Además, el coste total de las tres enfermedades se eleva a más de 26.000 millones de euros anuales, de los que se podrían evitar el 62% por ciento solo siguiendo las recomendaciones.

«La dieta es la gran asesina y la gran culpable de la pérdida de calidad de vida de estas enfermedades en España», ha asegurado la catedrática Beatriz González, presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), sobre todo en los casos de diabetes y EIC. Seguir la dieta mediterránea, evitar las bebidas azucaradas y no comer en exceso, son claves a la hora de prevenir estas enfermedades.

Si bien la enfermedad isquémica del corazón es la que mayor tasas de mortalidad presenta de las tres estudiadas, es la diabetes tipo 2 la de mayor coste social. Casi 20.000 millones de euros, según el estudio. En estos costes se han incluído tanto los directos a nivel sanitario, como costes indirectos derivados, por ejemplo, de la pérdida de productividad laboral o de la necesidad de cuidados familiares.

Junto a la diabetes, la osteoporosis también presenta una elevada carga de enfermedad asociada a la pérdida de caidad de vida. Esta enfermedad se vincula con un incremento de las fracturas de cadera, columna vertebral y muñecas, entre otros.