Laboratorio de una compañía farmaceútica
Laboratorio de una compañía farmaceútica - ABC

La industria farmacéutica cree que hacer públicos los pagos a médicos favorece la confianza de la sociedad

El director general de Farmaindustria dice que la transparencia del sector «disipa dudas»

MADRIDActualizado:

«La opacidad genera dudas y la transparencia confianza». De esta manera, el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, resume la apuesta del sector por publicar los pagos, donaciones y patrocinios de las compañías farmacéuticas a médicos y organizaciones sanitarias. Durante las primeras jornadas sobre Transparencia en el Sector Farmacéutico, que se celebran en Madrid, Arnés ha resaltado la buena acogida que la iniciativa ha tenido en una sociedad moderna que, cada vez más, demanda este tipo de información. «Nuestro objetivo es mostrar el rigor e independiencia con que se producen las colaboraciones con la industria, una estrategia que nos interesa a todos», explicó.

La apuesta de los laboratorios por la transparencia empezó hace cuatro años al incorporar al Código de Buenas de la Industria Farmacéutica la obligación, bajo multa, de publicar las cantidades que los laboratorios destinan a la participación de facultativos en congresos médicos, viajes, pagos por conferencias, informes clínicos o labores de asesoramiento. La decisión se tomó en 2013 y se concretó en junio de 2016 con la primera publicación de datos que se renueva anualmente. Desde entonces, basta con consultar la página web de cada compañía para obtener la información individualizada que se facilita a sociedades científicas, facultativos (con nombre y apellidos), hospitales y organizaciones de pacientes.

La compañía que no lo hace se enfrenta a sanciones económicas que podrían llegar a los 360.000 euros y a la expulsión de la patronal, según establece el Código de Buenas Prácticas de Farmaindustria.

En las jornadas, expertos del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, la Agencia Española de Protección de Datos, la Comisión de los Mercados de la Competencia y del Tribunal Supremo que participan en estas jornadas han aplaudido esta iniciativa «valiente». Aunque Farmaindustria reconoce que ha tenido algunas resistencias «porque siempre es dificil cambiar un modelo tradicional»