Joan Pons lleva en Reino Unido desde el año 2000
Joan Pons lleva en Reino Unido desde el año 2000 - ABC

Incertidumbre entre enfermeros y médicos españoles del sistema de salud público británico por el Brexit

El 70% de los profesionales sanitarios contratados en 2015 fueron extranjeros, la mayoría españoles

MADRIDActualizado:1234
  1. «El sistema nacional de salud se derrumbaría sin nosotros»

    Joan Pons lleva en Reino Unido desde el año 2000
    Joan Pons lleva en Reino Unido desde el año 2000 - ABC

    La salida del Reino Unido de la UE apoyada por el 51,9% de los británicos en el referendum del pasado viernes podría afectar a los profesionales sanitarios españoles que trabajaban en ese país. La Organización Médica Colegial (OMC) y el Consejo General de Enfermería estiman que más de 6.000 enfermeros y 2.400 médicos españoles prestan sus servicios en los hospitales públicos británicos.

    De hecho, Reino Unido es el destino del 80% de los profesionales sanitarios españoles que optan por trabajar en el extranjero. Solo en 2015, 416 enfermeros se trasladaron a la isla británica y otros 852 solicitaron a la OMC un certificado de idoneidad para poder formar parte del sistema nacional de salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés).

    La victoria del Brexit ha generado una enorme incertidumbre entre la colonia española, que mira con recelo cuál será finalmente el acuerdo que Reino Unido cierre con España para poder seguir incorporando a estos profesionales al sistema.

    «Desde la dirección del NHS han saldido muchos mensajes de apoyo a los trabajadores sanitarios de la UE. La NHS sin nosotros se derrumbaría», asegura Joan Pons, enfermero catalán residente en Reino Unido desde hace 16 años y miembro del Departamento Sanitario del gobierno local en Derbyshire.

  2. «Hay mucha incertidumbre sobre el futuro»

    Carlos López, «team leader» en el quirófano de Traumatología del Parkside Hospital en Wimbledon
    Carlos López, «team leader» en el quirófano de Traumatología del Parkside Hospital en Wimbledon - ABC

    La escasez de recursos humanos entre sus nacionales es la gran esperanza para los médicos y enfermeros españoles. «Más del 70% de los profesionales de enfermería contratados en 2015 en Reino Unidos son extranjeros, con España a la cabeza en el último año, apunta Carlos López, «team leader» en el quirófano de Traumatología del Parkside Hospital en Wimbledon.

    Este joven enfermero español que lleva en Reino Unido cinco años asegura que pese a que «hay mucha incertidumbre sobre el futuro», Reino Unido «luchará por el interés propio de seguir ofreciendo oportunidades laborales atractivas para que, aunque haya que pasar un proceso de obtención del visado, siga mereciendo la pena» trasladarse a Gran Bretaña.

  3. «Ahora nos planteamos volver»

    Aisa Beloso, enfermero residente en Reino Unido
    Aisa Beloso, enfermero residente en Reino Unido - ABC

    Aisa Beloso tiene 23 años y es graduado en enfermería. Como muchos otros profesionales sanitarios, ha buscado en Reino Unido la salida laboral que no encontraba en España. Ya lleva allí cinco meses, en la ciudad de Portsmouth, al sur de Inglaterra, donde la secuela del Brexit ha empezado a sentirse.

    La crispación se ha apoderado de la población inglesa que —aunque de forma excepcional— carga contra los inmigrantes las culpas de sus males. «No es mi caso, pero amigos míos han recibido comentarios xenófobos», explica Aisa, «les molesta que hablemos en español, dicen que su lengua es el inglés y es lo que tenemos que hablar». Esta tendencia al patriotismo es a la vez causa y consecuencia del sí a la salida de la UE que ha apoyado el 51,9% de los ciudadanos llamados a consulta. Los miles de españoles que emigraron a territorio galo van a sufrir los efectos de la secesión, y aunque pueden tardar unos dos o tres en años en producirse ya «nos hemos estado informando todos», dice Aisa.

    Los frutos de su trabajo allí aún pueden recogerse en España: «estamos ganando puntos que nos sirven para la bolsa de empleo española», explica el joven enfermero, pero dejarán de recibirlos cuando el Reino Unido sea un estado independiente de Europa. «Mucha gente ha venido para hacerse con puntos, volver a España y prepararse las oposiciones» con ese colchón; «ahora nos planteamos volver», por esa falta de garantías laborales, y porque «no estamos a gusto sabiendo que Reino Unido se quiere ir de la Unión Europea».

  4. «Lo que nos dicen en el hospital es que no nos preocupemos»

    Rafael Miranda trabaja de enfermero en Portsmouth
    Rafael Miranda trabaja de enfermero en Portsmouth - ABC

    Rafael Miranda tiene 26 años. Es enfermero y hace ocho meses que dejó su Jaén natal para empezar su aventura en Portsmouth. Como a los demás, el paro de España le llevó a Reino Unido. Cuando se le pregunta por sus expectativas de futuro allí tras confirmarse el Brexit, responde con una sola palabra que define a la perfección la difícil coyuntura: «incertidumbre».

    «No sé que haré cuando Inglaterra se separe definitivamente de Europa, me gustaría quedarme, porque vivo mejor aquí que en España», lamenta Rafael, «lo que nos dicen en el hospital es que no nos preocupemos». Suponen que las condiciones laborales serán las mismas, pero la caída del precio de la libra perjudicará el cambio al euro. El salario es bueno en Inglaterra, pero será mucho menor cuando vuelvan con ese dinero a España, por eso «muchos compañeros se están planteando volver aunque la situación en nuestro país sea peor».

    El joven jienense insiste en remarcar el buen trato que están recibiendo por parte los compañeros del centro, «nos animan mucho», otra cosa distinta es «lo que vemos a veces en la calle» donde se topan de cuando en cuando con reproches xenófobos que no eran comunes antes del Brexit.

    Rafael teme no poder volver a casa tanto como le gustaría, porque el precio de los vuelos se ha disparado. Si antes del Brexit regresaba cada tres meses, ahora no sabe cuánto tardará en poder volver a hacerlo: «todo lo que sabemos son habladurías, no hay nada cierto».