Un bombero combate un incendio forestal en Portugal
Un bombero combate un incendio forestal en Portugal - EFE

Los incendios en Portugal, una «prioridad absoluta» para Bruselas

La comisaria europea de Política Regional ofrece al país vecino la ayuda económica del Fondo de Solidaridad

LisboaActualizado:

La comisaria europea de Política Regional, Corina Cretu, no ha dudado en proclamar que el drama provocado por los graves incendios en Portugal constituyen una situación de «prioridad absoluta para la UE».

Sus palabras generan alivio en el Gobierno socialista de António Costa, preocupado por los altos costes asociados con el progresivo retorno a la normalidad.

Su mensaje se refrenda, por tanto, de forma rotunda: «La tragedia de los recientes incendios en Portugal subraya la gran importancia de la solidaridad dentro de la Unión Europea en tiempos de crisis, como ya manifestó mi colega Christos Stylianides, comisario de Ayuda Humanitaria».

Y es que el país vecino ha visto con impotencia cómo se superan las 100.000 hectáreas quemadas en lo que va de verano, más de la mitad de la superficie calcinada en la UE.

La desolación se palpa en numerosas regiones, especialmente en Madeira, donde el sector turístico se ha visto claramente dañado por la ola de cancelaciones posteriores a la devastadora acción del fuego. Las llamas se extendieron hasta las puertas de la capital de la isla principal del archipiélago, Funchal.

Las autoridades calculan que más del 95% de estos incendios son provocados y las asociaciones de bomberos se apresuraron a poner el incómodo dedo en la llaga, pues revelaron la existencia de auténticas «mafias terroristas» dedicadas a sembrar la destrucción.

Fondo de Solidaridad

Corina Cretu recuerda que el Ejecutivo luso puede acogerse al Fondo de Solidaridad comunitario, que se activa en casos de catástrofes naturales. De acuerdo con las intenciones manifestadas por la comisaria, la implicación en absoluto olvidará la reconstrucción de edificios destruidos y la protección del patrimonio cultural.

También se hará necesaria su ayuda para cubrir la factura de las operaciones de emergencia y limpieza, así como para restablecer las infraestructuras y servicios.

Se da la circunstancia de que Portugal ya se acogió en dos ocasiones al Fondo de Solidaridad: en julio de 2003, también a causa de los incendios, y en febrero de 2010, debido a las inundaciones y deslizamientos de tierra en Madeira. El montante global ascendió a los 80 millones de euros.

Las autoridades insulares de la patria chica de Cristiano Ronaldo, quien ya ofreció un cheque de ayuda por una cantidad no desvelada, acaban de firmar un convenio con el consorcio de universidades para que los estudiantes Erasmus se involucren en la reforestación. Y un portavoz de los chavales no ha tardado en señalar que se muestran encantados de poder contribuir.