Dos hermanos suecos, condenados por más de 1.000 violaciones a niños

Dos hombres del norte de Suecia han sido encarcelados por abusar sexualmente de cinco niños de entre tres y 14 años en más de 1.000 ocasiones en un período de ocho años

Actualizado:

Los hermanos, ambos ciudadanos suecos de alrededor de 30 años, atacaron a niños que sufrían acoso escolar o tuvieron una vida difícil en el hogar, a veces con ofertas de drogas, alcohol y dinero, según el Tribunal de Distrito de Ångermanland.

El hermano mayor fue declarado culpable de 580 casos de violación agravada de menores y al menos 500 casos de explotación sexual agravada de un menor, según el veredicto de casi 200 páginas al que tuvo acceso The Local.

El hermano menor fue declarado culpable de al menos 500 violaciones de menores y 50 casos de explotación sexual con agravantes de un menor. Algunas de sus víctimas de cuatro años.

Suecia clasifica como «violación infantil» a una relación sexual o actos que se consideran equivalentes con una persona menor de 15 años, con independencia de que se haya utilizado o no la violencia. La definición se codificó en la ley sueca el 1 de abril de 2005. A diferencia de muchos otros países, las autoridades suecas registran cada caso de violencia sexual como un incidente separado, incluso si involucra a la misma víctima.

Según el veredicto, los crímenes se llevaron a cabo entre los años 2001 y 2009 en Trelleborg, en el sur de Suecia, y en Sollefteå, en el norte de Suecia, donde los hermanos viven actualmente.

Cuando los hombres fueron arrestados en marzo de este año, la policía encontró más de 250 horas de video y más de 5.000 imágenes de niños en su hogar. Parte del material fue de algunas de las víctimas de violación.

Los hermanos a menudo jugaban videojuegos y juegos de rol junto con los niños, alternando los juegos con actos sexuales. El abuso se «normalizó», según se indicó en el veredicto. Si un niño dudaba, en algunos el hermano mayor le ofrecía cannabis, alcohol y dinero.

Una de las víctimas dijo que vio al hombre mayor como un modelo y «héroe». No quería perderlo como amigo y que se «sentiera mal» al decir no al sexo. Otro, que fue intimidado en la escuela y tuvo problemas en casa, dijo que pensó en los hermanos como «un refugio seguro».

El hermano mayor fue condenado el viernes a 14 años de cárcel, el castigo más severo en Suecia por ese tipo de delito. La condena al hermano menor fue de 12 años, en parte porque fueron menos delitos y porque tenía menos de 21 años cuando algunos de ellos fueron cometidos.