La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat
La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat - ABC

El Gobierno pide «rigor» para cambiar la Ley que permitirá votar a discapacitados

El Congreso aprobará esta tarde una reforma de la Ley de Régimen Electoral que beneficiará a unas 100.000 personas

MadridActualizado:

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha pedido hoy durante su comparecencia en la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad del Congreso de los Diputados que la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral para que este colectivo pueda votar se realice con «el máximo rigor y consenso posible».

Una reforma que podría comenzar a tramitarse esta tarde, ya que está previsto que el Pleno apruebe la toma en consideración de una Proposición de Ley de la Asamblea de Madrid para cambiar esta norma.

El texto de esta iniciativa, que ahora tendrá que mejorarse con las enmiendas presentadas por los diversos grupos y que podría beneficiar a unas 100.00 personas, pide que se suspendan dos apartados de la normativa legal. El primero se refiere al que señala que carecen de derecho a sufragio «los declarados incapaces en virtud de sentencia judicial» firme»; y el segundo a los «internados en un hospital psiquiátrico».

Desde el PSOE, el diputado Joan Ruiz i Carbonell, le pidió al Partido Popular que «no defraude», no solo en la aprobación hoy de la toma en consideración, «sino en la tramitación».

La ministra anunció que la Comisión General de Codificación del Ministerio de Justicia ha recibido el encargo de preparar una reforma del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que regulan la capacidad jurídica de estas personas.

Ayudas a discapacitados

Montserrat subrayó que «los trabajos están avanzados y el hilo conductor de la reforma será cambiar un sistema basado en la adopción de decisiones por un tutor, como ahora viene sucediendo, por otro de asistencia para la toma de decisiones que respete la autonomía, la voluntad y las preferencias de las personas».

Por otra parte, la ministra desveló que «antes de que acabe el año» tiene previsto aprobar la Orden Ministerial por la que se convocarán las ayudas a estudiantes con discapacidad con cargo a lo que ha recaudado en el último ejercicio el Ministerio de Hacienda gracias a cuentas corrientes abandonadas en España.

«Estas cantidades, que engrosaban las cuentas de Hacienda sin destino específico y que superan los 7 millones de euros, tienen por primera vez un objetivo finalista que es la formación de personas con discapacidad para que los jóvenes puedan completar su formación y desarrollo profesional con becas y para la investigación adaptada a mejorar su formación», subrayó.