El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, hoy en el Pleno del Congreso
El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, hoy en el Pleno del Congreso - EFE

El Gobierno intenta relanzar el Pacto Educativo, entre críticas de la oposición

El ministro Íñigo Méndez de Vigo comparece en el Congreso y admite que la Alta Inspección «tiene poca capacidad de reacción inmediata»

MadridActualizado:

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado que el Pacto por la Educación solo será posible «si se llega a acuerdos sobre aspectos nucleares», ya que entiende que «no es posible llegar a un acuerdo sobre todos los aspectos». Además, ha insistido en reforzar las funciones de la Alta Inspección Educativa, aunque ha precisado que los casos de adoctrinamiento son «aislados» y que porque «haya personas que distorsionen no se puede lanzar una mancha contra todos».

El ministro ha comparecido en la Comisión de Educación del Congreso para abordar el Pacto por la Educación, que se encuentra paralizado, después de seis meses de comparecencias y una prórroga de otro seis para consensuar un texto.

En un momento especialmente sensible para la continuidad del acuerdo, el ministro ha decidido ir al Congreso para relanzar una negociación que se encuentra estancada.

Méndez de Vigo ha apostado por la evaluación, subrayando que es «necesario introducir mecanismos de evaluación en el sistema educativo». En este sentido, subrayó que «la evaluación de los resultados de los estudiantes y el funcionamiento del sistema son factores imprescindibles para mejorar la calidad de la educación», por ello aseguró «no comprender el temor de algunos sectores a la evaluación».

El ministro se ha mostrado dispuesto a redactar una nueva ley «flexible» para atender las singularidades autonómicas, y se mostró en contra de retirar competencias educativas a las comunidades.

Inspección educativa

El ministro considera «necesario» elaborar un Estatuto del Personal Docente «que garantice el reconocimiento social y profesional del profesorado», y ha destacado el «relevante papel» que tiene la Inspección Educativa «para garantizar el buen funcionamiento del sistema». En este sentido admite que la Alta Inspección «tiene poca capacidad de reacción inmediata» y que «se puede mejorar».

Además ha llamado al debate sobre la necesidad de replantearse sus funciones «para que tenga competencia de intervención en los casos de flagrante incumplimiento de las obligaciones legales por parte de la administración educativa».

Méndez de Vigo también ha defendido durante «la libertad» que tienen que tener los alumnos y las familias «para elegir el tipo de educación que desean», algo que ha considerado «el pilar fundamental de cualquier sistema educativo».

Adoctrinamiento

Por otra parte, reclamó a los grupos políticos que no se lleven a cabo iniciativas legislativas que afecten al pacto porque, si sigue siendo así, «es difícil poder llegar a un acuerdo».

La portavoz de Educación del Grupo Popular, Sandra Moneo, inició su intervención criticando duramente el adoctrinamiento en las escuelas catalanas, afirmando que «la neutralidad ha sido explosionada».

La portavoz de Educación del PSOE, María Luz Martínez Seijo, no se mostró confiada en el pacto y reclamó un «compromiso real» del Gobierno en el ámbito presupuestario. Además, criticó que se considere a la Alta Inspección como un organismo con una función de «control policial en los centros y en la activida docente.»

«Promesas vacías»

Podemos inició su intervención acusando al ministro de ir al Congreso con un «listado de buenas intenciones, declaraciones de cara a la galería y promesas vacías». El portavoz de esta formación política se preguntó si el «pacto es compatible con el mantenimiento de las medidas de racionalización del gasto público».

A juicio de esta formación política, el Gobierno «no ha hecho los gestos necesarios para ganar credibilidad en los grupos de la oposición» y el pacto será «un nuevo fracaso del Gobierno».

Ciudadanos ha reclamado más transparencia en la documentación que van a necesitar y en el acceso a la base de datos. Igualmente, le ha realizado una petición en el sentido de que no realice desarrollos normativos y que comunique a la Subcomisión las iniciativas legislativas que el Gobierno vaya a realizar.

«No hay tranquilidad»

La portavoz Marta Martín ha defendido sus iniciativas para la Alta Inspección Educativa y recordó que este organismo está en los estatutos de autonomía, por ejemplo del vasco.

ERC inició su intervención afirmando que «en nueve meses no ha nacido nada» y fue más allá al afirmar que «en su intervención no encuentro un marco para que esta estructura sea posible». A juicio de esta formación política, esta legislatura va a ser complicada «y no auguro la tranquilidad suficiente para que el pacto sea posible».

El PNV le advirtió de que si no se respetan las competencias en materia de enseñanza no apoyará el acuerdo y arremetió con las propuestas de PP y Ciudadanos para reforzar la Inspección Educativo, en el primer caso; y la creación de una nueva agencia, en el partido de Rivera. «Miedo me da si se desarrollan estas iniciativas para la Alta Inspección», calificando de «Gran Hermando, censurador y controlador» el nuevo organismo propuesto.