El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo
El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo - ABC

La Generalitat archiva el expediente abierto al inspector que denunció adoctrinamiento

Es la primera medida que adopta el ministro Íñigo Méndez de Vigo desde que asumió estas competencias con la aplicación del 155

MadridActualizado:

La Consejería de Educación de la Generalitat, que ahora preside el ministro de Educación, desde que comenzaron a aplicarse las medidas aprobadas en el Senado para la aplicación del artículo 15 de la Constitución, ha decidido archivar el expediente disciplinario por una falta grave que la Generalitat, entonces gestionada por la consejera Clara Ponsatí, le abrió al inspector de Educación, Jordi Cantallops, que denunció adoctrinamiento en los colegios catalanes en El Mundo, según ha podido saber ABC de fuentes educativas.

Esta es la primera medida de calado que ha adoptado el ministro de Educación como consejero de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, desde que asumió las competencias educativas. Una vez que la comunicación de esta propuesta de archivo ha sido comunicada al interesado, éste cuenta con cinco días para realizar sus alegaciones.

La Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE) exigió hace unas semanas la retirada del expediente disciplinario ya que suponía un «ataque frontal y totalitario de la Generalitat a la libertad de expresión y a la independencia y autonomía de la inspección de educación». Según señalaba el sindicato, «llama la atención que la noticia de prensa sea del día 16 de octubre y la Resolución del secretario general de la Consejería de apertura del expediente sea del día 19 de octubre». «Tres días para abrir un expediente y 14 años para efectuar convocatoria de oposiciones», añade el sindicato.

«El expediente es un atropello a la libertad de expresión de este cuerpo, que está controlado por la Generalitat», denunciaba también en declaraciones a ABC Jesús Marrodán, presidente de USIE.

El sindicato recordaba, como avanzó este diario, que el cuerpo de inspectores cuenta con un 80 por ciento del colectivo integrado por inspectores accidentales.