Dos personas caminan por la N-135 en el término de Roncesvalles (Navarra) - EFE

La ola de frío siberiano dejará máximas que no superarán los 5º C en buena parte de la Península

En Baleares y el sureste peninsular podrían producirse nevadas al nivel del mar

MadridActualizado:

España se prepara para recibir la primera ola de frío siberiano del invierno. A partir de este martes la entrada de una masa de aire continental muy fría y seca dejará heladas generalizadas y temperaturas máximas que no superarán el miércoles los 5ºC en buena parte de la Península. En zonas de montaña las temperaturas mínimas estarán por debajo de los -10º pudiendo bajar de -15º en puntos de los Pirineos y del Sistema Ibérico. El miércoles se prevé que sea el día más frío de la semana, según el aviso especial de fenómenos adversos publicado este domingo por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En Baleares y el sureste peninsular, los vientos del noreste y las bajas temperaturas aportarán humedad y precipitaciones en forma de nieve en cotas muy bajas por lo que, según las previsiones de la Aemet, podrían producirse ocasionalmente nevadas al nivel del mar en esas zonas. En el extremo norte, la cota de nieve oscilará entre los 500 y los 1.200 metros, mientras que descenderá a lo largo del día hasta cualquier cota en el Cantábrico.

Alerta por nieve en los Pirineos

Hasta la llegada de la ola de frío siberiano, la Península seguirá este lunes bajo la influencia de una borrasca con vientos del noroeste y norte que aportarán aire frío y húmedo. Esta situación meteorológica provocará abundantes precipitaciones en forma de nieve en el extremo norte de la Península en cotas relativamente bajas. El Pirineo oscense y el Valle de Arán (Lérida) se llevarán la peor parte con intensas nevadas. Ambas zonas estarán a lo largo de la jornada en riesgo extremo por una acumulación de nieve de hasta 50 cm. Huesca, Teruel, Gerona, Lérida, Navarra, Castellón y Baleares estarán en alerta naranja por fenómenos costeros, fuertes rachas de viento y aludes en zonas de montañas.

El martes, siete provincias (Huesca, Teruel, Gerona, Lérida, Navarra, Mallorca, Menorca) permanecerán en riesgo importante. En el Pirineo oscense las mínimas podrían alcanzar los -12º, mientras que en algunas zonas de Teruel (Albarracín, Jiloca, Gúdar y Maestrazgo) la temperatura podría desplomarse hasta los -10º.

El aviso de Aemet señala que es probable que las temperaturas se recuperen ligeramente a partir del viernes, pese a que todavía «hay incertidumbre sobre la evolución meteorológica».

Pasos fronterizos, cerrados

El temporal de nieve que afecta desde el viernes a la mitad norte del país dejó este domingo algunas vías y puertos cerrados. Lo peor se lo llevó el Pirineo aragonés que, este domingo se encontraba en alerta roja por intensas nevadas. Ese aviso de riesgo importante continuará este lunes, por lo que el Gobierno aragonés decidió activar el Plan Territorial de Protección Civil (Platear) en fase de alerta.

En el marco de este plan, los responsables de Protección Civil alertaron a todos los alcaldes del Pirineo para que extremen las precauciones ante la acumulación de nieve y ante la posible crecida súbita de los caudales de los ríos pirenaicos, informó el Gobierno aragonés.

Asimismo, se hizo hecho llegar a los municipios diversos consejos básicos de autoprotección tanto a nivel personal como familiar y para en caso de tener que desplazarse en vehículo por las carreteras del Pirineo o frente a riadas.

La acumulación de nieve obligó además a cerrar el domingo los accesos viarios a los pasos fronterizos del Somport desde Canfranc (N-330) y al Portalet desde la estación invernal de Formigal al estar intransitables ambos tramos.

Prohíbida la circulación de mercancías peligrosas

La complicada situación meteorológica de nieve, viento y frío llevó a las autoridades a prohibir durante toda la jornada la circulación de mercancías peligrosas en Aragón y en la mayor parte de las autonomías del país, informó Efe. También estuvo prohíbida la circulación de camiones, autobuses y vehículos articulados.

La Dirección General de Tráfico además mantuvo cerradas las carreteras asturianas de acceso a los Lagos de Covadonga, en Cangas de Onís. En algunos tramos de Burgos y Soria el hielo condicionó la circulación.

En Cataluña, el temporal afectó sobre todo a las comarcas del prepirineo y el Pirineo y dificultó la circulación en la red de carreteras de Barcelona y Lérida; además, se cerraron dos vías, pero era obligatorio el uso de cadenas en una docena. En Navarra no hubo problemas en las carreteras, aunque se mantuvieron en servicio 69 máquinas quitanieves.