«La Manada» - ABC
TRIBUNALES

Los forenses, en el juicio de «La Manada»: las lesiones son «compatibles» con una agresión sexual

Las partes no se aclaran si de los audios se pueden descartar consentimiento

PamplonaActualizado:

Los forenses que atendieron a la víctima de la presunta agresión sexual de los sanfermines de 2016 han considerado que las lesiones percibidas en su la revisión forense a la que fue sometida en el hospital «son compatibles» con una agresión sexual. Sin embargo, las partes personadas en el juicio no se ponen de acuerdo en su valoración, igual que tampoco coinciden en si los audios de los videos, que se han escuchado esta mañana, aclaran algo o no.

Según el escrito de la Fiscalía, la joven presuntamente agredida presentaba una «lesión eritematosa en zona de horquilla posterior». Según los forenses, este parte es compatible con una agresión sexual. Sin embargo, la defensa de los cinco acusados consideran que «más allá de la reafirmación», las preguntas de la defensa demuestran que no tiene por qué ser una agresión. El propio abogado de la acusación ha asegurado que la intervención de los forenses «ha sido muy abierta». Es decir, las partes consideran que esas lesiones pueden ser fruto de una agresión pero no obligatoriamente ha tenido que existir para que la víctima presente esas lesiones.

Tampoco ha habido acuerdo respecto a los audios que se han escuchado hoy en la sala. Según la acusación, que defiende los intereses de la joven madrileña, «demuestran que fue de todo menos consentida». Sin embargo, según la defensa de los jóvenes«en ningún caso queda acreditado ni una cosa ni la contraria», ya que se escuchan «frases muy cortas y de muy breve tiempo». En lo que sí coinciden las partes es que en esos audios no se escucha en ningún momento a la víctima.

No obstante, en la sesión de hoy, la más corta hasta el momento, no se han escuchado los audios obtenidos de los 96 segundos de video sacados de uno de los teléfonos móviles de los acusados. Se ha leído la transcripción de los audios y se ha escuchado a los agentes de la policía foral que sacaron dichos audios.

Mañana continuarán las pruebas periciales con el visionado de los videos y la declaración de psiquiatras que valoren los informes presentados por las distintas partes.