Bryan Thornhill junto a su hijo en una imagen de Facebook
Bryan Thornhill junto a su hijo en una imagen de Facebook - FACEBOOK

FacebookEl polémico castigo de un padre a su hijo por hacer bullying que divide a Facebook

Muchos de los usuarios de Facebook consideran que es un buen escarmiento, mientras que otros creen que el progenitor roza el maltrato

Actualizado:

¿Hasta dónde son capaces de llegar los padres para que sus hijos hagan lo correcto? Bryan Thornhill, un hombre de Roanoke, en Virginia (Estados Unidos) quiso demostrarle a su hijo que, si continuaba con las malas actitudes que estaba teniendo, iba a conocer otra faceta de su padre, una que no le iba a hacer ninguna gracia, y así fue.

El padre ha publicado un texto en su cuenta de Facebook, al ser cuestionado por muchos por el castigo que aplicó a su hijo. Se enteró de que este había sido expulsado del autobús escolar durante tres días por hacer bullying a sus compañeros, y Thornill decidió aplicarle un gran castigo para que aprendiera.

Como no estaba dispuesto a que su hijo acosara al resto de niños, decidió darle un buen escarmiento: el pequeño iría corriendo bajo la lluvia hasta el colegio mientras el padre le grababa desde el coche. Además, publicó el vídeo en Facebook con la siguiente explicación: «Hola a todos, escuchen al padre de 2018. Han expulsado a mi hijo del autobús escolar durante tres días por ser un pequeño matón. No voy a tolerarlo, no lo soporto. Ahora tiene que ir corriendo a la escuela y estamos a casi dos kilómetros de distancia, así que durante toda la semana tendrá la experiencia de ir corriendo. La buena noticia es que tiene un ritmo muy bueno. Solo quería enseñároslo y hacer que os riáis un poco».

Sin embargo, la reacción a este castigo no ha sido unánime. Hay quienes han felicitado al padre por tener el valor de enseñarle a su hijo que lo que hace con sus compañeros no está bien. «Demasiados padres inventan excusas para sus hijos y no hacen nada. ¡Gracias por enseñarle a tu hijo que la intimidación no es aceptable!», escribía un usuario tras ver el vídeo. Pero otros han considerado el castigo como desproporcionado, e incluso rozando el maltrato: «Hacer que su hijo corra bajo la lluvia, sin paraguas, sentándose en clase todo el día empapado con ropa mojada, corriendo el riesgo de enfermar... ¿Usted lo llama ser un buen padre? Para empeorar las cosas, humíllelo aún más colocándolo en Facebook para que todo el mundo lo vea», le escribía otro.

Bryan Thornhill se ha defendido de estas acusaciones asegurando que «no hay que pegar a los niños, pero sí apretarles las tuercas». Además, ha asegurado que desde que llevó a cabo el castigo su hijo ha mejorado mucho la actitud en el colegio y no ha dado problemas. Además, ha contado también que le llamó el profesor de su hijo para hablarle del buen comportamiento que ha tenido el niño recientemente.