FacebookLa espectacular lucha por una presa entre un zorro y un águila

Dos fotógrafos consiguen captar el momento en que los dos animales tratan de quedarse con un conejo

Actualizado:

Con grandes dosis de paciencia y una pizca de fortuna, los fotógrafos son capaces de brindarnos las imágenes más fascinantes del mundo natural. Lo comprobamos recientemente con la lucha a muerte entre un alce y un lobo captada por un dron, que compartimos en esta misma sección. Esta vez los protagonistas son un águila calva y un zorro rojo; y no se trata de una pelea mano a mano, sino de una disputa por lo más importante, el alimento. Un conejo que ambos depredadores desean convertir en su almuerzo.

El fotógrafo Zachary Hartje logró grabar la asombrosa escena en vídeo y la ha publicado en Facebook, donde ha sido compartida por alrededor de 5.000 personas y acumula más de 300.000 reproducciones. De justicia es señalar que fue el zorro el primero en hacerse con la presa. Sin embargo, como podrás observar en las imágenes, el águila sabe cómo exprimir su principal ventaja sobre el cánido: la capacidad de volar. Así es como le deja sin festín en pocos segundos.

Un segundo fotógrafo, Kevin Ebi, ofrece más detalles sobre la historia en su blog personal, además varias fotografías magníficas del impresionante momento, como la que puedes ver sobre estas líneas. Ebi relata que las imágenes fueron tomadas en la isla de San Juan, en el estado de Washington. Semioculto en una pradera, el fotógrafo dedicó el día a retratar a jóvenes zorros en su tiempo de descanso. Al caer el sol, los animales dieron inicio a la cacería. En cierto momento, un zorro rojo atrapó un conejo y se dispuso a llevárselo a un lugar seguro.

Mientras Kevin fotografiaba al triunfante cazador escuchó a sus espaldas los alaridos de un águila calva. Su experiencia siguiendo a estas aves en otras ocasiones le hizo entender al instante que venía a adueñarse del conejo. «Para mi sorpresa, la escena resultó ser mucho más dramática de lo que esperaba. Pensé que el zorro soltaría enseguida al conejo, brindando una cena fácil al águila», comenta en su post.

No fue así: el mamífero presentó batalla y se aferró a su presa con todas sus fuerzas. Del mismo modo, el ave rehusó rendirse y elevó a zorro y conejo por los aires, un peso total más que considerable. Tras ocho segundos de pulso, las maniobras del águila vencieron la resistencia del cánido, que cayó al suelo. Para tranquilidad de todo el mundo, Kevin Ebi explica que no sufrió más daños que la frustración por ver volar su cena.