Enfermedades infecciosas

Estados Unidos alerta a sus ciudadanos que quieran viajar a Italia: «Hay sarampión»

Por primera vez, Italia en los países con riesgo. Solo en la última semana hubo 17 casos de sarampión, y 1.473 desde comienzos del año

Imagen de archivo sobre la vacunación del sarampión en un ambulatorio de Almería
Imagen de archivo sobre la vacunación del sarampión en un ambulatorio de Almería - ABC
ÁNGEL GÓMEZ FUENTES Corresponsal En Roma - Actualizado: Guardado en: Sociedad

En tema de vacunas, Italia parece regresar a tiempos remotos, dándose el caso sorprendente de que el Movimiento 5 Estrellas de Grillo, una fuerza política que aspira a gobernar el país, se muestra contrario a las vacunaciones de masas.

Con gran sorpresa los italianos han visto que Estados Unidos ha colocado a este país en la lista negra del sarampión, situándolo por primera vez entre las naciones con riesgo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta –el más importante organismo de control sobre la sanidad pública americana- han alertado a los estadounidenses en viaje hacia Italia para que adopten varias precauciones: vacunarse contra el sarampión, lavarse las manos antes de llevarlas a la cara y evitar contactos «cercanos» con los italianos, potenciales portadores del virus.

El sarampión es una de las enfermedades infecciosas más contagiosas. En un caso entre veinte puede llevar a la pulmonía, y uno entre mil a la encefalitis. Afecta sobre todo a niños dentro de los 10 años, pero puede alcanzar también a los adultos. Desde comienzos de año hasta el 9 de abril se han registrado en Italia 1.473 casos de sarampión (17 en la última semana), según el Instituto Superior de Sanidad. El virus camina en Italia a una velocidad sorprendente: los casos se han aumentado en el 230% con relación al año 2016. En el 88% de los casos se trata de pacientes no vacunados.

Los casos de sarampión en Italia han aumentado un 230% con relación a 2016
En el pasado mes de marzo había sido la Organización Mundial de la Salud la que había lanzado la alarma sobre la difusión de la epidemia desarampión, subrayando que «la cobertura de vacunación está por debajo del 95%», colocando a Italia junto a Rumanía, entre los peores países. Es decir, la vacunación del sarampión en Italia está concretamente al 85 %, en lugar del límite mínimo del 95%. Los datos italianos muestran la fuerte correlación entre el porcentaje de ciudadanos no vacunados y la difusión del sarampión.

En Italia decaen las vacunaciones

Cabe resaltar que Italia está entre los países menos virtuosos en el tema de las vacunaciones, cuyo número está en constante caída. Lo reitera la comunidad científica y los datos del Instituto Superior de la Sanidad. El riesgo es que aparezcan focos de epidemias que ya habían desaparecido en Italia. Desde el 2015, la cobertura media para las vacunaciones contra la poliomielitis, tétano, hepatitis B y tos ferina ha sido del 93%. Particularmente preocupante es la cobertura de vacunación, aparte del sarampión, sobre la rubéola, cuya caída ha sido de cinco puntos porcentuales, hasta situarse en el 85,3%.

El problema en Italia es la desinformación que existe sobre las vacunas
El problema en Italia es la desinformación que existe aún sobre las vacunas. El caso más llamativo es el del populista Movimiento 5 Estrellas, que se mantiene en una sorprendente ambigüedad, haciendo campaña con el «abuso que se hace de las vacunas», una posición muy criticada por la comunidad científica por considerar que crea incertidumbre y desinformación en muchos ciudadanos.

Polémica por informe de la RAI

La última grave polémica que vive Italia se ha producido a raíz de un informe emitido por la RAI (Radiotelevisión pública italiana), en su programa «Report», difundiendo sospechas sobre la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), una vacuna que es la mejor arma disponible para la prevención del cáncer cervical (o de cuello uterino). Se ha levantado un gran escándalo contra la RAI, porque muchos expertos y dirigentes políticos, comenzando por la ministra de Sanidad, Beatrice Lorenzin, la acusan de desinformación. Atacar a las vacunas «es un hecho gravísimo», ha dicho la ministra. El profesor Roberto Burioni, médico que desde hace años lucha contra las falsas noticias sobre las vacunas, ha considerado «intolerable» la información de la RAI: «Es como gritar “hay una bomba” en un estadio lleno para ver la gente que huye pisando a los niños. La vacuna salva la vida. Es absurdo difundir el pánico».

Alarmado se ha mostrado igualmente el médico Walter Riciardi, presidente del Instituto Superior de Sanidad: «Esa información de la RAI es para tirar a la basura. El resultado es que la centralita telefónica del Instituto está colapsada por llamadas de padres asustados y angustiados porque han vacunado a sus hijas contra el virus del papiloma humano».

Espectáculo surrealista

Estas contundentes declaraciones de los científicos, contra los muchos charlatanes que circulan por Italia contra las vacunas, ofrece un espectáculo surrealista. Mientras la Organización Mundial de la Salud afirma que «las vacunas son el principal descubrimiento médico jamás hecho por el hombre», todavía hay quien difunde la falsedad de que la vacunación contra el sarampión, paperas y rubéola causa el autismo.

Otras dos falsedades extendidas son que las vacunas contienen sustancias peligrosas y que podemos vivir sin vacunas. Frente a ello, la comunidad científica y las autoridades sanitarias hacen ver que la vacunación es una responsabilidad social y un deber frente al próximo como parte de una comunidad. En definitiva, las vacunas son un verdadero servicio público.

El debate en Italia cayó a tan bajos niveles que hasta el propio presidente de la República,Sergio Mattarella, tuvo que intervenir lanzando al país recientemente una advertencia para combatir la ignorancia: «Es necesario contrastar con decisión graves involuciones, como sucede cuando se ponen en discusión, en base a desconsideradas afirmaciones sin fundamento, vacunaciones esenciales para extirpar enfermedades peligrosas y para evitar el retorno de otras erradicadas en años pasados».

En este contexto, no puede llamar la atención la alarma lanzada desde Estados Unidos: «Al comprobar que la cobertura de la vacunación contra el sarampión descendió al 85% de la población», se advierte que Italia es un país de riesgo.

Toda la actualidad en portada

comentarios