Enferma de diabetes
Enferma de diabetes - ERNESTO AGUDO

España tendrá 46.000 nuevos casos de diabetes al año en 2030

Enfermedades relacionadas con la alimentación se ha convertido en la pandemia del siglo XXI porque en todos los países se observa un incremento del peso de la población, según Jessica Furriol-Palmer

Actualizado:

Los casos de diabetes en España en adultos de 20 a 79 años pasarán de 2.939.000 en 2010 a 3.866.000 en 2030, lo que supone 46.000 nuevos casos al año, según un informe elaborado por Jessica Furriol-Palmer, doctora en biología y profesora del Máster en Nutrición y Actividad Física de la Universidad Internacional de Valencia —VIU—.

El estudio, titulado «Obesidad y enfermedades asociadas en España, México, Perú, Ecuador y Colombia: hacia la nutrición personalizada basada en el código genético», indica que la obesidad y otras enfermedades relacionadas con la alimentación, como la diabetes, se han convertido en la pandemia del siglo XXI debido a que en todos los países se observa un incremento del peso de la población en los últimos años y, además, la previsión es que siga aumentando, según informó hoy la VIU.

Según la Organización Mundial de la Salud —OMS—, más de 1.900 millones de adultos mayores de 18 años tenían sobrepeso en 2014, de los cuales más de 600 millones eran directamente obesos, lo que supone que un 39% de adultos de más de 18 años tenían sobrepeso y un 13% eran obesos. El estudio recoge que el sobrepeso en España es un 12,5% menor en las mujeres que en los hombres, pero la proporción de mujeres obesas es de un 24,1%, por un 23,3% de los hombres. «La obesidad es una enfermedad con componente genético y ambiental que se considera actualmente una epidemia mundial asociada tanto con aumento de la movilidad como de la mortalidad», afirma Furriol-Palmer.

El futuro: una dieta personalizada

La investigadora añade que existen otras enfermedades asociadas a la sobrealimentación, como las enfermedades cardiovasculares, que no están aumentando en gran medida debido a la mejora de los tratamientos, y algunos tipos de cáncer como el de páncreas, el colorrectal, el de mama o el de endometrio. El informe de la VIU explica que la aplicación de la nutrigenómica y nutrigenética contribuirá a disminuir los casos de obesidad, ya que cada vez se está más cerca de poder diseñar una dieta personalizada dependiendo de nuestra genética.

«Las nuevas tecnologías nos están aproximando cada vez más a una dieta personalizada, lo que nos llevará a dos nuevas tendencias en la alimentación que aúnan la información genética y genómica con la nutrición: la nutrigenética y la nutrigenómica. Porque, aunque desde hace años se conoce que el metabolismo y la nutrición de cada persona es distinto, las dietas que se recomiendan a la población suelen ser generalistas, sin tener en cuenta estos factores», apunta Furriol-Palmer.

La profesora subraya que este cambio de dietas nutricionales estándar a dietas personalizadas podrá no sólo ser utilizado para cambiar los hábitos alimenticios y mejorar el estilo de vida, sino que también permitirá una mejora en el diagnóstico de ciertas enfermedades, así como retrasar la evolución de ciertas enfermedades crónicas.