El mapa de Europa diferencia España de los Países catalanes, que incluyen la Comunidad Valenciana y Baleares
El mapa de Europa diferencia España de los Países catalanes, que incluyen la Comunidad Valenciana y Baleares - AMES

España, un «Estado plurinacional» en los libros escolares catalanes

Los manuales de secundaria de esta comunidad relatan la Historia como un «conflicto constante» entre España y Cataluña donde «el gobierno español es el malo y el catalán el bueno»

Actualizado:

«Un cuento de buenos y malos». Los libros que utilizan los alumnos de Educación Secundaria (ESO) en Cataluña relatan la historia de nuestro país como «un constante conflicto entre España y Cataluña, donde los gobernantes españoles son los malos y los catalanes los únicos que lideran los episodios positivos». Así lo revela el último informe del sindicato docente Acción para la Mejora de la Enseñanza Secundaria (AMES), centrado en los libros que se utilizan actualmente en los institutos catalanes y al que ha tenido acceso este diario. El informe, que será presentado íntegramente el próximo lunes y que analiza los textos de 19 libros de esta etapa, demuestra una vez más como la palabra España está prácticamente desterrada de los textos escolares, que es sustituida de forma generalizada por «monarquía hispánica» o por «estado español», que los autores señalan como «plurinacional».

«Dan por sentado que España es un estado plurinacional y aluden a la Constución para justificarlo», denuncian los autores del informe. «El hecho de que la Constitución, que también califica a España como nación, establezca la existencia de nacionalidades (sinónimo de nación) permite afirmar que el estado español es plurinacional», apunta uno de los libros analizados en su página 19 el libro ().

En otro de los manuales se muestra un mapa de Europa coloreando las regiones donde hay un porcentaje de personas que desean la autodeterminación, «sin indicar que en muchas de ellas ese porcentaje es muy pequeño», apunta el sindicato. Denuncia, asimismo, que en el citado gráfico se señala junto a Cataluña, también a la Comunidad Valenciana y a las Islas Baleares, intentado generar la idea de que todos los «países catalanes» quieren la independencia».

Por otro lado, en la mayoría de los libros de texto revisados, la Historia de España se presenta como un constante conflicto entre España y Cataluña. De este modo, los tres enfrentamientos más repetidos en los manuales son la «Guerra dels Segadors», la «Guerra de Sucesión» y la proclamación de la «República de Cataluña». En uno de los manuales consultados por este diario, la Guerra de Sucesión se presenta como la oportunidad que aprovechó el rey Felipe V para «castigar a los catalanes, a su cultura y a sus instituciones». «Nada se dice de la traición que cometieron los gobernantes catalanes con su rey al alinearse con el otro pretendiente de la corona», señalan portavoces de AMES.

En el contexto de esta «permanente tensión» entre los dos gobiernos, en muchos de los libros revisados «los gobernantes de España siempre aparecen coartando las libertades, las costumbres, las tradiciones y la lengua propia de Cataluña, mientras que los gobernantes catalanes siempre aparecen defendiéndolas y sin cometer error alguno. Generalmente no se hace ninguna referencia a acciones positivas por parte del Gobierno de España, ni a proyectos comunes, ni a éxitos conjuntos, etc.», asegura el sindicato denunciante.

Tal como avanzó ABC en su edición del pasado 28 de octubre, este segundo análisis sobre los libros, basado en manuales de 2º, 3º y 4º de ESO de las editoriales Barcanova, Cruïlla, Edebé, La Galera, Santillana, Teide y Vicens Vives, revela, entre otras cosas, que se evita de forma premeditada el uso del término español, llegando algunos autores al extremo de tildar, en el contexto del siglo XVII, a artistas castellanos como «artistas extranjeros».

En el bloque de Historia del libro «Geografía e Historia» de 3º de Secundaria de la editorial Cruïlla (2017), «prácticamente no aparece el nombre de España, ni en los textos, ni en los mapas», precisa AMES. «En su lugar, el libro se refiere a los diferentes Reinos que se unieron para constituirla, es decir, la Corona de Castilla y la Corona de Aragón, que en el libro se denomina Corona catalanoaragonesa, un término que carece de rigor histórico», aclara el sindicato.

En el mismo manual, en la página 23, se presentan, en el contexto del siglo XVI, a los «artistas castellanos» en el grupo de artistas extranjeros. «En escultura y en pintura las novedades renacentistas fueron introducidas por artistas extranjeros (castellanos, italianos y flamencos...)». Dos páginas después, aludiendo al mismo siglo, se incluye un mapa de las religiones en Europa y, al referirse a España, se usa el nombre de Monarquía Hispánica «en lugar de Monarquía de España», apunta AMES. «No es un detalle menor –dice el sindicato–, porque no se habla de Monarquía francesa sino de Francia, ni de Monarquía portuguesa, sino de Portugal, etc..». Se presenta a los Reyes Católicos como «una monarquía autoritaria» e insinúan que «eran enemigos de la diversidad de culturas y de lenguas».

Tras afirmar (pág. 33) que «los Reyes Católicos empezaron a implantar una monarquía autoritaria, que se preocuparon de expandirla territorialmente y que reforzaron su poder sobre los diversos grupos sociales», se lanza la pregunta: «¿Crees que los dominios de los Reyes Católicos era un estado pluricultural, plurilingüe y plurirreligioso?». «Es evidente –añade el sindicato denunciante– que los autores no animan a los lectores a valorar positivamente el esfuerzo de estos reyes por unir y modernizar España, sino que los presenta como enemigos de la diversidad de culturas y lenguas».

Carlos I, ¿de dónde?

El objetivo de «ignorar la palabra España» lleva a los autores del manual «al extremo de referirse al nieto de los Reyes Católicos, no como Carlos I de España y V de Alemania, sino como Carlos I (V de Alemania)». «Entonces, ¿sería Carlos I, de ningún sitio, y V de Alemania?», se pregunta el sindicato.

En otro manual (Libro de «Sociales» de 2º de ESO de Barcanova), se alude a la «independencia de Cataluña» en el contexto del s. XIII, con frases como «...hasta el tratado de Corbeil (1258), firmado entre Luis IX de Francia y Jaime el Conquistador de Cataluña-Aragón, que se reconoció legalmente la independencia de Cataluña» (pág. 172). Antes, (pág. 168) los autores afirman que «se iniciaba la dinastía del Casal de Barcelona, el primer paso hacia la independencia de Cataluña».

«En todos los manuales hay una gran desproporción entre la extensión que tienen los contenidos relacionados con Cataluña y el poco espacio que se dedica a explicar los episodios relacionados con el resto del territorio hispano», se afirma en el informe, en el que se alude a que «esta manipulación de la historia para adoctrinar desde la enseñanza no es algo improvisado en dos o tres años, sino que responde a un plan o estrategia que la Generalitat ideó hace años y ha ido aplicando en las escuelas desde la época del presidente Jordi Pujol».