Vídeo: La gripe colapsa las urgencias hospitalarias. - ABC

Los escandalosos datos de la epidemia de gripe

En Asturias, la comunidad más castigada, se ha contratado a todos los médicos disponibles para afrontar la peor epidemia en ocho años

MadridActualizado:

Las cifras de la gripe son muy abultadas. En el País Vasco, ayer se produjeron 5.000 urgencias hospitalarias y en Asturias, la comunidad más castigada, se está viviendo según las autoridades y los hospitales la peor epidemia en los últimos ocho años.

Cabe recordar un dato: cerca del 75 por ciento de la ciudadanía padece gripe o resfriado al menos una vez al año, según el III Estudio CinfaSalud elaborado por laboratorios Cinfa con el aval de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

A nivel nacional, la tasa global de incidencia de la gripe ha aumentado a 138 casos por 100.000 habitantes, con lo que se mantiene en plena fase de ascenso la onda epidémica con una circulación mayoritaria del virus A de la gripe. El Sistema de Vigilancia de la Gripe en España ha detectado en la semana del 26 de diciembre al 1 de enero que las tasas de incidencia superan esta semana el umbral basal en Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana. Ese nivel ya se había superado anteriormente en otras zonas y solo Aragón y Canarias permanecen por debajo.

Desde el inicio de la temporada se han notificado 209 casos graves hospitalizados en 16 comunidades; en 205 de ellos se identificó el virus A. Además, se han registrado 19 defunciones confirmadas y se han notificado seis brotes de gripe en tres autonomías, todos ellos en el ámbito sanitario.

En Madrid, el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ha reconocido este miércoles que hay una epidemia estacional de gripe en la Comunidad de Madrid que en el futuro próximo se complicará y que el Gobierno regional «está preparado» para esta contingencia. Tras inaugurar una nueva decoración de la sección de Pediatría del Hospital Infanta Sofía, el consejero ha dicho que en Madrid «hay una epidemia de gripe» al registrase 120 casos por cada 100.000, según el baremo establecido para considerar epidemia a partir de los 39,58 casos por 100.000. Se ha decidido como medida extraordinaria retrasar operaciones quirúrgicas programadas no urgentes para poder atender el incremento de actividad por el aumento de la gripe, que se une a las medidas de refuerzo de personal en los centros hospitalarios.

En Asturias, Sanidad ha contratado todos los médicos disponibles en Asturias para afrontar la peor epidemia de gripe que ha vivido la comunidad en los últimos ocho años y que ha provocado ya que la práctica totalidad de los hospitales de la red pública se encuentren por encima del 95 por ciento de ocupación.

En el caso concreto del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), la incidencia de la gripe ha llevado a suspender los ingresos quirúrgicos programados para hacer hueco a los pacientes afectados por la epidemia, situación que aún no ha sido necesario tomar en Gijón o Avilés. Según el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, «todos los pacientes que lo necesitan están ingresando» en los hospitales públicos, donde están abierta todas las camas.

En Aragón, hospitales de referencia como el Miguel Servet de Zaragoza ya no aceptan ingresos, por el colapso de las urgencias. La gripe ha saturado los centros y se han retrasado operaciones que no son urgentes para poder atender el aluvión de casos. El aumento de hospitalización en casos de gripe y de problemas respiratorios provenientes del servicio de Urgencias ha provocado la suspensión de más de una veintena de intervenciones quirúrgicas en hospitales aragoneses, solo en la tarde de ayer.

En el País Vasco, la incidencia de la gripe en Euskadi provocó que se tuvieran que atender solo durante la jornada de ayer un total de 5.000 urgencias sanitarias, además de las consultas en los centros de Atención Primaria.

En la Comunidad Valenciana durante la primera semana de enero ha sido de 64,7 casos por cada cien mil habitantes, lo que supone un incremento de cerca del 30 por ciento respecto a la última semana de 2016, cuando hubo 50,4 casos.

En Cantabria, la Consejería de Sanidad ha disputado más camas en los hospitales de la región y ha contratado médicos y enfermeras para hacer frente al pico máximo de la gripe, que está previsto que se alcance en Cantabria la próxima semana y que se prolongue hasta finales de enero o los primeros días de febrero.

En Murcia, el Sindicato Médico denuncia la situación actual de colapso en los centros sanitarios de la Región «y la mala calidad en la asistencia a los ciudadanos, que se ve reflejada en camas en los pasillos, salas de espera desbordadas y una mayor saturación de las listas de espera».

En Canarias, el departamento de Sanidad ha ampliado el plazo de vacunación contra la gripe hasta el 31 de enero en previsión de un posible aumento de casos en las próximas semanas, como ha sucedido otras temporadas. En la semana 52, del 26 de diciembre de 2016 al 1 de enero de 2017, la tasa de incidencia de gripe en Canarias es de 65,61 casos por 100.000 habitantes, afecta principalmente a adultos y disminuye en escolares, informa la Consejería de Sanidad en un comunicado.

En Cataluña, la falta de camas se sigue denunciando en centros como el Hospital Vall d'Hebrón.

En Castilla y León, la incidencia de la gripe se ha disparado en la primera semana del año 2017, hasta los 392 casos por cada 100.000 habitantes, con un nivel de intensidad muy alto respecto a temporadas anteriores, según el último informe semanal publicado hoy por la Consejería de Sanidad. La gripe sigue subiendo, y tras los 320 casos por 100.000 con que cerró el año se ha acercado a los 400, muy por encima del pico máximo de la temporada anterior que fue de 169,5 casos, aunque en otras se han superado los 400.