Reuters

El Ejército israelí asegura que hay unas 52 personas atrapadas en el edificio donde está Jorge Gómez

Son ya casi cinco días los que lleva atrapado el malagueño bajo las ruinas de Álvaro Obregón 286.

Corresponsal en Ciudad de MéxicoActualizado:

El Ejército Israelí aseguró que unas 52 personas están aún atrapadas bajo las ruinas de Álvaro Obregón 286, el edificio de la Ciudad de México donde trabajaba el español Jorge Gómez, quien quedó sepultado en el segundo piso segundo después de que un terremoto de magnitud 7,1 sacudió el suelo de la capital el pasado martes 19 de septiembre. En total, Jorge lleva unas 110 horas bajo los escombros sin acceso a agua ni comida, por lo que un impresionante operativo trabaja a toda velocidad para poder llegar cuanto antes al malagueño y sus compañeros.

«Sabemos que tienen ahí dentro casi 52 personas, más o menos. Sabemos el piso en el que están, pero la forma del derrumbe es muy peligrosa», dijo hoy al diario Reforma el teniente Said Rafi, un miembro la Unidad de Rescate del Frente de Defensa Civil de Israel, un equipo de expertos envió el país para colaborar en las labores de rescate. Hasta el lugar también se han desplazado bomberos de EE.UU., especialistas en rescate japoneses y un grupo de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de España, que trabaja a destajo para lograr sacar a Jorge del amasijo de hierros y cemento en el que está.

A las 13:14 hora local, sobre las 20:14 en España, se cumplirán cinco días desde que este bloque de oficinas localizado en la colonia Roma Norte de la capital mexicana -un barrio de clase media-alta- se desplomó. Es decir, pasarán a ser 5 días los que llevan estas 50 personas atrapadas, lo que reduce poco a poco las posibilidades de que se les encuentre con vida. «En mi experiencia hemos encontrado personas con vida después de 10 días, pero, en este caso, no puedo decir», afirmó el israelí que trabaja en las labores de rescate del edificio.

No ha habido desde hace horas ninguna información que garantice si el español está vivo aún. Se sabe que una mujer llamada Lizeth Cruz realizó una llamada el día de la catástrofe a los servicios de emergencia y dijo que estaba atrapada con Jorge en el segundo piso de Álvaro Obregón 286. Desde eso, no se ha dado a conocer más información al respecto, ya que las autoridades del Ejército mexicano están siendo muy cuidadosas con sus comentarios, ya que tratan de evitar que se generen falsas esperanzas como ocurrió con la niña «Frida Sofía», quien nunca existió.

El operativo de rescate en este edificio -uno de los 40 que se desplomaron en Ciudad de México tras el sismo- no ha parado desde el martes. Ayer se consiguió un gran avance al retirar varios escombros que permiten alivianar el peso de las plantas superiores sobre las inferiores, lo que permite evitar un nuevo derrumbe. Cerca de un centenar de personas -todos especialistas y algún familiar que actúa como voluntario- lleva más de 48 horas quitando cascotes del techo realizando una cadena humana para acelerar su labor. También la planta baja ha sido apuntalada por ingenieros para garantizar su estabilidad.