Educación Solo el 12% de los profesores y el 30% de los alumnos secundan la huelga contra las reválidas de la Lomce

Los datos oficiales de las Consejerías de Educación revelan un seguimiento muy dispar incluso en las comunidades abiertamente anti-Lomce

Vídeo: Padres y estudiantes salen a la calle en contra de la reválida - ATLAS

Estudiantes, padres de alumnos y profesores estaban llamados ayer por el Sindicato de Estudiantes, la asociación mayoritaria de padres de alumnos de la escuela pública (Ceapa) y algunos sindicatos de docentes a realizar una huelga contra las evaluaciones de final de etapa –las reválidas– que contempla la Lomce.

La protesta, como es habitual, tuvo diferentes lecturas según en qué comunidades y según que organizaciones diesen los datos. Para el Ministerio de Educación, el seguimiento en todo el territorio español estuvo en torno al 30% de los estudiantes y el 12% del profesorado, mientras que para las organizaciones convocantes, fue del 90% de media.

Dependiendo de las comunidades autónomas, los datos también fueron muy dispares. Como era previsible, en aquellas autonomías en las que los gobiernos regionales apoyaban la huelga, el seguimiento fue mayor. Pero no en todas. Así, de las comunidades anti-Lomce que facilitaron datos oficiales, en Baleares fue solo del 33,4% y en Cataluña del 41,54%, muy alejadas de los porcentajes de Castilla-La Mancha y Extremadura (80%), Andalucía (84,51%) o Valencia (90%). En Navarra, las cifras oficiales hablaban del 92,7% entre los alumnos y del 19,2% del profesorado, pero con datos de solo 16 centros públicos.

El País Vasco, al margen

Sin dejar el apartado de las comunidades contrarias a la Lomce, la huelga también tuvo su epígrafe para las curiosidades. En el País Vasco, pese a pertenecer al frente anti-Lomce, la incidencia fue muy baja entre los profesores (8%) y prácticamente nula en cuanto a los alumnos; la explicación estaría en que las convocatorias que vienen de organizaciones de Madrid no suelen tener buena acogida en el País Vasco, ni aunque sean para oponerse a la Lomce. Fuentes conocedoras del entorno educativo vasco no descartaban que en esta comunidad se convocase una protesta propia contra la Lomce «no tardando mucho».

Otra de las comunidades «rebeldes» que aportó su dato curioso fue Cantabria; y es que si bien el respaldo de los alumnos alcanzó allí el 71%, sorprendentemente, ningún centró reportó ausencias de profesores, como confirmaron a este diario fuentes de la consejería cántabra de Educación.

Del resto de las regiones contrarias a las reválidas, en Canarias las clases se habían suspendido ante la previsión de fuertes lluvias y en Asturias y Aragón no se dieron datos oficiales.

En las comunidades gobernadas por el PP no hubo sorpresas. En Madrid, el seguimiento fue del 15%; en Murcia, del 8,08%; en Castilla y León, del 17,8%; en La Rioja del 30,2% y en Galicia no hubo datos oficiales.

Mensaje de tranquilidad

Durante su visita a la exposición de documentos cervantinos en el Archivo General de Simancas, en Valladolid, el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, quiso transmitir ayer un mensaje de tranquilidad. «Cuando haya Gobierno, este tomará las medidas necesarias. Vamos a hacer un pacto nacional por la Educación y va a contemplar muchas cosas importantes. Soy optimista», dijo Méndez de Vigo.

El ministro recordó también que las evaluaciones de cuarto de la ESO y segundo de Bachillerato «este año no tienen efectos académicos y por tanto se pasará al curso siguiente haciendo el examen aunque se suspenda», e igualmente subrayó que «no servirá para dar el titulo» y que «la prueba que va a sustituir a la PAU es una prueba que el Ministerio ha acordado con los rectores y será muy parecida a la última PAU». Por último, Méndez de Vigo, volvió a pedir «tranquilidad» porque las características concretas de la evaluación de final de etapa «la vamos a desarrollar por orden ministerial en los próximos días».

Toda la actualidad en portada

comentarios