Despertar la curiosidad de los niños es el mejor estímulo
Despertar la curiosidad de los niños es el mejor estímulo - ABC

EducaciónConsejos para desarrollar en los niños las inteligencias múltiples

Jugar al ajedrez o a las cartas, realizar actividades de orientación en la Naturaleza, resolver acertijos, montar puzles o maquetas o cantar y bailar son algunas de las actividades que pueden hacerles progresar notoriamente

MADRIDActualizado:

No todos los niños son iguales, por eso desde edades muy tempranas algunos alumnos despuntan en materias como deporte o matemáticas, mientras que otros desarrollan actividades artísticas en su lugar. Esta diferencia entre los niños es habitual y está relacionada directamente con las inteligencias múltiples, teoría desarrollada por el psicólogo Howard Gardner, profesor de la Universidad de Harvard y Premio Príncipe de Asturias. Según Gardner no existe una única inteligencia, sino ocho: la lingüística, la lógico-matemática, la visual-espacial, la musical, la corporal, la intrapersonal, la interpersonal y la naturalista.

Durante el desarrollo cognitivo de los niños, es normal que su dominio de una inteligencia se acentúe sobre otras. Sin embargo, lo realmente importante es la potenciación de todas las inteligencias para impedir una primacía aplastante de una inteligencia sobre las otras. Como el propio Garner reconocía a ABC después de recibir el Premio Príncipe de Asturias 2011, «todo el mundo tiene todas las inteligencias, pero la vida no es justa... Hay gente que brilla en todos los tipos, como Leonardo Da Vinci, y otros... bueno, no las desarrollan igual».

La estimulación temprana es, pues, crucial. Pamela Ozbuko, profesora de Orgaz Nursery School de los Colegios Brains, señala que «de cero a seis años, es el momento idóneo para recibir, asimilar y acomodar la mayor cantidad de estímulos informativos posibles. Para ello trabajamos, junto al currículum británico, las inteligencias múltiples y la estimulación temprana en todas nuestras aulas».

¿Cómo trabajar entonces las ocho inteligencias múltiples?

Inteligencia lingüística-verbal

Aunque a todos los niños se le enseña a hablar, a leer y a escribir, hay algunos que gozan de una sensibilidad y una facilidad especial por el lenguaje, la lectura y la redacción. Incentivar la creatividad y las habilidades del futuro Nobel de Literatura comienza a través del juego, con lecturas interactivas y, a poder ser, siempre mejor en compañía.

Inteligencia lógica-matemática

Esta inteligencia trasciende del mero pensamiento matemático hacia el razonamiento inductivo y deductivo. Aparcar el álgebra y la trigonometría por unos momentos para dar paso a juegos de cartas y resolución de acertijos es unabuena manera de mejorar las habilidades de nuestro futuro ingeniero.

Inteligencia espacial

Muy propia de los arquitectos, que visualizan fácilmente imágenes y espacios y suelen tener una gran capacidad para orientarse incluso en sitios desconocidos. El montaje de puzles y maquetas, los juegos de ajedrez o de orientación en plena naturaleza ayudan a potenciar este tipo de inteligencia.

Inteligencia musical

Las personas que tienen muy desarrollada esta inteligencia gozan de una sensibilidad especial hacia el ritmo, los sonidos y las cadencias. Su pasión por la música casi roza la melomanía y son el alma de cualquier fiesta. Tocar un instrumento, cantar e incorporar la música al ocio cotidiano son el mejor modo de fomentar esta habilidad artística.

Inteligencia corporal-cinestésica

Los grandes deportistas, actores o bailarines tienen esta faceta muy desarrollada, la cual permite tener un amplio control del cuerpo que se traduce normalmente en un equilibrio perfecto y gran elasticidad. Se recomienda potenciar esta inteligencia múltiple mediante la práctica de actividades deportivas, el teatro o la danza.

Inteligencia naturalista

En ocasiones desconocemos por qué a algunos niños les gusta más o menos el contacto con la naturaleza, pues está íntimamente relacionado con el grado de desarrollo de esta inteligencia. Por regla general, son personas a las que les gustan las actividades al aire libre, que tienen grandes habilidades a la hora de distinguir animales y plantas y que, además, tiene facilidad para aplicar teorías científicas a escenarios reales. Ir al zoo, al jardín botánico, realizar excursiones a la sierra o actividades de jardinería mejora en gran medida esta capacidad.

Inteligencias intrapersonal e interpersonal

Implican el conocimiento de uno mismo (intrapersonal) y de los otros (interpersonal). Estas se desarrollan a nivel social, empático e individual. Aprender a relacionarse con los demás, ponerse en el lugar del otro (empatizar) y discurrir por uno mismo son algunas de las bases para fortalecer estas aptitudes en los niños.