ABC

Se dispara casi un 50% el número de maltratadores menores de edad en España

Las denuncias por violencia de género marcaron en 2017 un máximo histórico. Tres de cada diez víctimas son extranjeras

Actualizado:

La violencia machista alcanzó durante el año pasado un récord histórico. La cifra más alta de denuncias desde que se contabilizan estos datos, 166.620, lo que revela un crecimiento de un 16,4% respecto al año anterior. 2016 ya había marcado un listón, al superar las 142.000 denuncias. En toda la serie histórica, solo se habían rozado cifras similares en 2008.

¿En qué se traduce el dato inédito hasta el momento? En realidad, tiene dos prismas: uno, el positivo, denota que las mujeres que sufren maltrato tienen menos «peros» que anteriormente para acercarse al sistema policial e interponer una denuncia contra su presunto agresor.

Desde una óptica más negativa, el hecho de que haya tantos miles de denuncias supone que las cifras del maltrato en España no dejan de aumentar: de entre las denunciantes se pudo probar que eran víctimas 158.217 mujeres, lo que implica un aumento de un 17,7% respecto al ejercicio anterior.

De ellas, desglosados por nacionalidades, 48.110 eran extranjeras, algo más del 30,4% del total. Son términos «inasumibles», esbozó ayer la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona. En 2017 también hubo más condenas, y cada vez de más jóvenes en edad, por lo que se constata que este tipo de violencia es un azote que no cesa.

Menos mujeres se retiran del proceso judicial

Fue el Observatorio, organismo inscrito en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el que hizo pública ayer una foto actual de la violencia de género en nuestro país. Dentro de este balance, hay un dato que invita a la esperanza: cada vez son menos las mujeres que se retiran del proceso judicial contra su maltratador. Esto, que en derecho se llama acogerse a la dispensa de la obligación legal de declarar, ha descendido de un 12%en 2016 a un 10% el año pasado (en relación al total de víctimas violencia de género). Según el informe del CGPJ, fueron casi 16.500 mujeres las que abandonaron el proceso judicial a la mitad, por lo que si había un maltratador detrás de su caso, no fue condenado.

Siete de cada diez denuncias las interponen las mujeres víctimas; en un 15% de los casos es un policía que presencia actos de agresión y denuncia. En opinión de los jueces expertos en violencia sobre la mujer, sigue siendo muy bajo el número de denuncias que presenta un familiar o vecino de la víctima que es testigo del delito, un 2%del total, aunque crece ligeramente respecto a 2016.

16.000 hombres absueltos

El informe del Observatorio dictamina que las sentencias condenatorias se incrementaron en un 1,2% el año pasado hasta computar 49.165. Por contra, 16.019 hombres denunciados fueron absueltos, el 9% de las acusaciones formalizadas ante un juez.

El mayor porcentaje de los delitos instruidos en juzgados de violencia sobre la mujer, un 56%, lo fueron por un delito de lesiones físicas. Además, el año pasado se incrementaron en un 3,4% las órdenes de protección dictadas por un juez. Fueron 26.044. A 1.488 mujeres se les denegaron las medidas de protección que solicitaban al magistrado de turno.

Pero, tal y como viene informando ABC, lo que realmente preocupa en el seno del Gobierno –a través de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad y la Delegación para la Violencia de Género–, así como entre fiscales y jueces del CGPJ, es que los datos de menores siguen elevándose a cada estadística que se conoce. Esto quiere decir, a juicio de varias entidades que trabajan con jóvenes tales como la Fundación ANAR, que los «menores son cada vez más violentos y que hay más maltratadores que nunca» sin que hayan cumplido siquiera los 18 años. «Y que ellos serán los maltratadores del mañana», agregan.

En el retrato que traza el Poder Judicial en esta contabilidad oficial se advierte que el año pasado 266 menores de edad fueron enjuiciados por un delito de violencia contra la mujer, una cifra que creció un 48,6% si se la compara con el año anterior (cuando hubo 179 menores culpables).

A249 de estos muchachos se les impusieron medidas de alejamiento respecto a sus parejas o exparejas a las que maltrataban. 210 de ellos eran españoles, 39 extranjeros.

Afecto basado en el control

La presidenta del Observatorio, que se felicita por el pacto de Estado forjado en 2017 como uno de los «hitos más importantes acaecidos para la lucha contra esta lacra desde la aprobación en 2004 de la Ley Integral» de protección a las víctimas, reprueba que «persistan todavía actitudes de violencia machista en nuestros jóvenes, que debieran ejemplificar mejor que cualquier otro segmento social los valores de igualdad, respeto y libertad».

Las entidades en contacto directo con los menores ponen nombre a esa reflexión: hablan de «relaciones de afecto basadas solamente en el control», sea de los móviles, el entorno familiar y las relaciones sociales de sus novias, también menores de edad, y «de la permisividad absoluta de ellas» hacia ese dominio acérrimo.

El último Barómetro «Juventud y Género de 2017» del Centro Reina Sofía alertaba en vísperas de la celebración del 8 de marzo como jornada para reivindicar la libertad de la mujer que un 28% de las jóvenes españolas asumen como «normal» ese tipo de hegemonía si se produce «dentro de la pareja».